Presos de conciencia cubanos: José Daniel Ferrer, L. M. Otero Alcántara, Thais Mailén, Maykel Osorbo, Hamlet Lavastida y Esteban Rodríguez.
Presos de conciencia cubanos: José Daniel Ferrer, L. M. Otero Alcántara, Thais Mailén, Maykel Osorbo, Hamlet Lavastida y Esteban Rodríguez. | Imagen: Árbol invertido (montaje)

Amnistía Internacional consideró como presos de conciencia en Cuba a los prisioneros Luis Manuel Otero Alcántara, José Daniel Ferrer, Esteban Rodríguez, Thais Mailén Franco, Maykel Osorbo y Hamlet Lavastida en el contexto de las protestas del 11J.

Este 19 de agosto la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) consideró como presos de conciencia en Cuba a los prisioneros Luis Manuel Otero Alcántara, José Daniel Ferrer García, Esteban Rodríguez, Thais Mailén Franco Benítez, Maykel (Osorbo) Castillo Pérez y Hamlet Lavastida, "en el contexto de represión de protestas" del 11 de julio.

"Las autoridades cubanas, con el presidente Díaz-Canel a la cabeza, han intensificado una política de represión, aplicada durante décadas, que criminaliza la protesta pacífica y encarcela y maltrata a personas cubanas de toda condición sólo por expresar sus opiniones", consideraron en el dossier los de la ONG defensora de los derechos humanos de las personas detenidas en todo el mundo.

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de AI, declaró en un comunicado de prensa que el nombramiento es "un gesto simbólico hacia los muchos cientos más que seguramente merecen esta designación, y pedimos su libertad inmediata e incondicional. El cuadro de violaciones de derechos humanos que hemos documentado en las últimas semanas apunta a una política de represión reforzada para recuperar el control y restablecer una cultura del miedo que se tambaleó el 11 de julio”.

Para su detallado informe, la organización dijo haber entrevistado a más de 30, en el período del 15 de julio al 19 de agosto, entre ellas familiares de los detenidos el 11J y otros cercanos a los hechos y los casos particulares de los nombramientos. Así como el apoyo en los registros de la consultora jurídica Cubalex y más de 60 materiales audiovisuales de evidencia, analizados por Evidence Lab del Programa de Respuesta a las Crisis de AI.

De los seis nuevos presos de conciencia en Cuba, según AI, dos de ellos, el artista Otero Alcántara y el líder opositor Ferrer García, fueron arrestados arbitrariamente el mismo 11 de julio, cuando intentaban incorporarse a los sucesos. Rodríguez y Franco Benítez, son dos de los activistas encarcelados el 30 de abril, en una protesta pacífica que antecedió a las masivas del mes pasado. Por su parte, el rapero Osorbo fue arrestado el 18 de mayo, sacado de su vivienda y desaparecido durante varios días; mientras que el artista Lavastida permanece encarcelado en Villa Marista, sede de la Seguridad del Estado cubana en la capital, desde el 26 de junio.

En general, a los seis los une el ser apresados por ejercer libremente su derecho a la libertad de expresión y reunión, procesados prácticamente por los mismos presuntos delitos de “desórdenes públicos”, “resistencia”, “desacato” e “instigación a delinquir”.

"Estos casos representativos sólo son una minúscula fracción del número total de personas que probablemente merecen ser adoptadas como tales, pero sirven para resaltar algunos de los patrones de abusos de las autoridades cubanas y la política de represión que ya aplicaban antes de las medidas enérgicas adoptadas el 11 de julio", manifestaron los de AI, quienes este 5 de agosto enviaron una carta pública al presidente Díaz-Canel y al fiscal general de la isla, para inquirir sobre la información en los casos de los detenidos y desaparecidos en las manifestaciones.

Otras denuncias de Amnistía Internacional

En otros acápites la ONG denunció diferentes tácticas del régimen para restringir y controlar la libertad de los ciudadanos cubanos, y principalmente la de aquellos que piensan distinto, tales como:

La vigilancia y arrestos domiciliarios, para lo cual cita los casos de los periodistas independientes Héctor Luis Valdés Cocho, Luz Escobar, Iliana Hernández y Mary Karla Ares González. Esta última con más de 75 días sin poder salir de su casa, tras ser detenida en la manifestación de Obispo, el pasado 30 de abril.

Como ejemplo de las violaciones del debido proceso y la detención en régimen de incomunicación, fueron citados los casos de Rolando Remedios, Miriela Cruz Yanis y Dayron Fanego Cruz, detenidos a raíz del 11J, golpeados, amenazados y sin comunicación con familiares durante varios días, en lo que constituye una seria violación de lo pactado por Cuba en la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas.

AI enumera también los malos tratos, incluso a mujeres, con "el despliegue de fuerzas especiales conocidas como 'boinas negras', así como agentes de policía y de seguridad del Estado para practicar detenciones en el contexto de las protestas". En este particular se menciona el caso de Iris Mariño, actriz y periodista independiente de Camagüey, cuya detención violenta quedó registrada en un video y, una vez en prisión, fue obligada a pasar 50 horas en una celda oscura, en régimen de aislamiento.

Otra de las violaciones de los derechos humanos documentadas por la organización fue la negación e interrupciones de internet, particularmente en el marco de las protestas y en días posteriores.

“Amnistía Internacional pide al gobierno de Miguel Díaz-Canel que ponga en libertad inmediata e incondicional a todas las personas detenidas exclusivamente por ejercer sus derechos humanos. Reiteramos nuestra histórica petición de acceso a Cuba para monitorear la situación de los derechos humanos y asistir como observadores a los próximos juicios de cientos de personas que continúan detenidas”, insistió Guevara Rosas.

Hacia el final del informe, AI elaboró una serie de recomendaciones al régimen de la isla, entre las cuales pidió a Cuba "permitir de inmediato la entrada al país del relator especial de la ONU para la libertad de opinión y de expresión y de la relatora especial de la ONU sobre los defensores de los derechos humanos para que documenten la situación de los derechos humanos en el país".

También exigió "de inmediato el acceso de organizaciones de derechos humanos independientes, como Amnistía Internacional, para que puedan dar seguimiento y asistir como observadores a los próximos juicios contra cientos de activistas y personas corrientes que continúan en detención".

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.