Activista: Thais Valdés
Thais Mailén Franco Benítez, detenida desde el 30 de abril tras manifestarse en la calle Obispo en apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara. | Imagen: Facebook

De los manifestantes de Obispo, Thais Mailén Franco (madre de tres hijos) es la única mujer que continúa presa, tras la liberación de Mary Karla Ares, la joven reportera que documentó los sucesos del

Thais Mailén Franco Benítez es una de las doce personas que fueron arrestadas tras participar el pasado 30 de abril en la protesta de Obispo, en La Habana Vieja, en apoyo a la huelga de hambre y sed que llevaba a cabo en aquel entonces el artivista Luis Manuel Otero Alcántara.

Madre de tres hijos, dos varones (de 8 y 16 años) y una hembra (7 años), Franco Benítez permanece apartada de su familia, desde hace 45 días bajo una medida cautelar de prisión provisional impuesta por la Fiscalía. En mayo, el Tribunal Provincial de La Habana negó el recurso de habeas corpus presentado a favor de Thais, ya que hasta el 12 de mayo nadie pudo visitarla. 

Primero detenida en una estación policial de la capital y trasladada al centro de operaciones de la Seguridad del Estado (SE) conocido como Villa Marista, la activista se encuentra actualmente recluida en la prisión para mujeres El Guatao en espera de un juicio por los presuntos delitos de "desorden público y resistencia".

Es, de los manifestantes de Obispo, la única mujer que continúa presa, tras la liberación a principios de junio de Mary Karla Ares, la joven reportera que documentó los sucesos del 30 de abril.

Ares, que fue liberada según le informaron los instructores de su "caso", entre otras razones por su delicado estado de salud y "por ser mujer", se cuestionó en una trasmisión directa vía Facebook por el estado de reclusión de Thais: "¿por qué permanece en prisión y yo no, por qué ella sí y yo no?".

Una denuncia de la que se han hecho eco observatorios feministas cubanos como la Red Femenina de Cuba, la Alianza Cubana por la Inclusión y la revista Alas Tensas.

 

 

Michel Hernández Corría, esposo de Franco Benítez, hizo público recientemente que a su esposa no le han permitido el acceso a medicamentos desde su arresto. Una violación de los derechos humanos y de los derechos de los detenidos reconocidos por el Código Penal cubano, empleada con frecuencia por las autoridades contra opositores al régimen, y de la que también fue víctima Ares.

Según Hernández Corría, Franco Benítez padece de hongos en los pies, además de llevar un tratamiento por problemas de hipertensión e hipertiroidismo.

Cuando se encontraba en Villa Marista, y con motivo de una visita concedida por el día de las madres, los familiares de la activista le llevaron medicamentos, pero "no fue posible entregárselos", declaró el esposo a Diario de Cuba.

Los hijos de Thais, en la actualidad al cuidado de su madre, Odalys Benítez, han sido noticia en redes sociales por los mensajes conmovedores que le han transmitido a su mamá, sobre todo el mayor, quien dio a conocer cómo la Seguridad del Estado engañó a la familia, prometiendo una visita a la detenida en un parque, que terminó efectuándose en los predios de Villa Marista, con vigilancia y siendo filmados todo el tiempo.

El pasado 10 de junio la familia denunció la negativa del régimen a una nueva visita, alegando que la medida se debe a los protocolos de sanidad debidos a la epidemia del coronavirus, a pesar de que, como contaron a Radio Televisión Martí, los familiares habían llevado un test de PCR de las últimas 42 horas que los avalaba para entrar al centro penitenciario.

 "Ni siquiera a una distancia de 5 metros, que la saquen para uno tener evidencia de que sí, de que está ahí, que la estamos viendo, que no hay ningún daño", contó Benítez, la madre, quien añadió que "no nos entregan ni la correspondencia", refiriéndose a las cartas que Thais habría escrito para sus conocidos.

Mientras tanto, y tras 45 días de prisión provisional, la activista aguarda un juicio con objetivos intimidatorios y ejemplarizantes por los presuntos delitos de "desorden público" y "desacato".

Thais, una de las voces que más alto se escuchó en la protesta pacífica de Obispo, y de las que conformó el grupo de personas que entrelazados resistió en el suelo de esa calle habanera la violenta embestida de las fuerzas policiales del Ministerio del Interior, vive su primer proceso judicial.

Con anterioridad, y como parte de la iniciativa ciudadana La Cola de la Libertad, que integra junto a otros como la reportera de CiberCuba, Iliana Hernández, Thais había sido detenida en una protesta el 23 de abril pasado. En esa ocasión una fotografía suya, con medio cuerpo fuera de la ventananilla de una patrulla de la policía, y mientras lograba trasmitir en directo los sucesos, se hizo viral en redes sociales.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Comentarios:


Sandra (no verificado) | Mié, 16/06/2021 - 15:28

Pobre muchacha. Madre de tres hijos, y ahí no les importa nada. Juicio ejemplarizantes para nadie vuelva a manifestarse, no sé a dónde va a parar aquello.

Anónimo (no verificado) | Mié, 16/06/2021 - 15:30

Ella se manifestó por Luis Manuel Otero Alcántara, y ahora nadie se manifiesta por ella. Así las cosas en el Caimán.

Añadir nuevo comentario