Represión | Siete artistas que cumplen prisión o esperan juicio en Cuba por razones políticas

Siete artistas cubanos que, desde la música y las artes visuales, pero más aún con su activismo cívico y político, han sido protagonistas de varias jornadas por la libertad de Cuba y han sufrido las consecuencias.

Collage siete artistas cubanos en prisión.
Collage siete artistas cubanos en prisión. | Imagen: Árbol invertido (montaje)

Para nadie es un secreto que el actual despertar del pueblo cubano tuvo un precedente en la rebelión de los artistas contra el decreto 349 y otras políticas opresivas del régimen de la isla. Primero en San Isidro, luego en las protestas del 27 de noviembre de 2020 y el 27 de enero de 2021 frente al Ministerio de Cultura, y más tarde en las manifestaciones antigubernamentales del 11 de julio o en la reciente convocatoria a la Marcha Cívica por el Cambio (15N), los artistas, escritores e intelectuales han estado presentes de una forma u otra.

Pero este activismo no ha pasado desapercibido para la dictadura, que ha implementado contra los creadores molestos al sistema mecanismos de represión que van desde la vigilancia policial (como en el caso de la curadora de arte Carolina Barrero), la amenaza (como recientemente ocurrió con el rapero Omar Mena), el asesinato de la reputación (Tania Bruguera, Yunior García Aguilera), el destierro (Hamlet Lavastida, Katherine Bisquet) o la prisión.

Por esta última han atravesado, al menos en una fase preventiva, más de una veintena de artistas en Cuba. Si bien la mayoría ha sido excarcelada, todavía restan algunos en centros penitenciarios, mientras que otros cumplen sanciones alternativas o se mantienen a la espera de la siguiente arbitrariedad del poder totalitario. Una situación que ha sido el principal argumento de quienes promueven el boicot de la XIV Bienal de La Habana, que se desarrolla por estos días mientras el régimen afianza, acudiendo sin vacilaciones a la violencia, su establishment de exclusión.

1. Didier Almagro 

Con la liberación de Denis Solís González en julio pasado, el rapero Didier Almagro Toledo es el artista con más tiempo en prisión por razones políticas, según registran varias ONG especializadas.

Rapero cubano, Didier Almagro Toledo.
Rapero cubano, Didier Almagro Toledo.

Almagro, de 23 años, fue sentenciado a tres años de prisión por protestar por un corte de energía en Santa Clara, a lo que siguió su detención violenta y jornadas de incomunicación con sus familiares. En el juicio, además, a Didier se le negó el acceso a apoyo legal y documentos oficiales de la corte.

Actualmente está recluido en la prisión de máxima seguridad y severidad La Pendiente, el centro penitenciario de ese tipo para ciudadanos de la región central de Cuba. Desde enero de 2021 se le impide además la comunicación con sus familiares, especialmente con su madre, Maidelín Toledo Mayea, quien ha dado declaraciones a la prensa independiente y a Radio y Televisión Martí sobre el caso de Almagro. 

2. Maykel Osorbo

El también rapero Maykel Castillo Pérez (Osorbo), es miembro del Movimiento San Isidro (MSI) y coautor e intérprete de la canción contestataria “Patria y vida”, ganadora de dos premios Grammy Latinos en este año. Fue arrestado violentamente en su vivienda el pasado 18 de mayo y desde entonces se encuentra encarcelado por los supuestos delitos de resistencia, desacato y desobediencia. 

Activista: Maykel Osorbo
Rapero cubano, Maykel Osorbo (Premio Grammy 2021). | Imagen: Maykel Osorbo/Facebook

Maykel había salido a las calles, días antes de su arresto, para denunciar los desmanes contra su amigo, el artista visual y coordinador del MSI, Luis Manuel Otero Alcántara, cuando una patrulla de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) intentó “conducirlo”. En ese momento varias personas rodearon la escena e impidieron a los oficiales llevarse a Osorbo, que siguió caminando hasta llegar a Damas 955, sede del MSI en La Habana Vieja, donde el barrio comenzó a corear la letra de “Patria y vida”, y Maykel fue fotografiado en la icónica imagen con una esposa en la mano. 

Actualmente, y tras varias huelgas de hambre y castigos en la prisión del Kilómetro 5 y ½, en Pinar del Río, su estado de salud se ha deteriorado y presenta una infección generalizada. Varias ONG (Human Rights Watch, Amnistía Internacional, Prisoners Defenders) lo catalogan como preso político del régimen cubano.

3. Luis Manuel Otero Alcántara 

Como a Osorbo, al artivista Otero Alcántara, preso político en Guanajay, Artemisa, la Seguridad del Estado ha presentado la posibilidad de un “exilio sin retorno” a cambio de su liberación, y, al igual que el rapero, el performer ha rechazado la oferta. 

Luis Manuel Otero Alcántara en el 2018 en su estudio.
Artista cubano, Luis Manuel Otero Alcántara.

Otero Alcántara, quizás el creador con más detenciones, horas en prisión y huelgas de hambre en la historia del poder omnímodo en la isla, permanece acusado por desacato, desorden público e instigación a delinquir desde que el pasado 11 de julio intentara sumarse a las protestas ciudadanas en la capital. 

En una trasmisión directa ese día, el artivista anunció que marcharía junto al pueblo en el malecón habanero, y convocó a todos a acompañarlo. Luego del corte de Internet en la jornada y tras días desaparecido, las autoridades notificaron su proceso e internamiento en prisión.

4. Anyelo Troya

Inicialmente condenado en juicio sumario a un año de cárcel, acusado de desorden público, el fotógrafo Anyelo Troya se mantiene con la medida subsidiaria de trabajo correccional sin internamiento por el mismo período.

Fotógrafo cubano, Anyelo Troya.
Fotógrafo cubano, Anyelo Troya.

 

El co-realizador del videoclip de “Patria y vida” había sido detenido el 11 de julio en la intersección de las calles Neptuno y Consulado, en Centro Habana, mientras filmaba y fotografiaba con su cámara las manifestaciones. En un primer instante fue conducido a la estación de la PNR ubicada en Dragones esquina Lealtad, conocida popularmente como “estación de Zanja”, en ese municipio capitalino.

La presión en las redes consiguió que se cambiara la sanción y la de muchos otros condenados en juicios sumarios por el 11J, pero la situación del joven de 25 años, responsable del impacto de una de la canciones que más molestan a la dictadura, continúa siendo vulnerable.

5. Randy Arteaga 

En noviembre, el rapero y preso político Randy Arteaga Rivera denunció los malos tratos y la violación del Reglamento del Sistema Penitenciario en la cárcel La Pendiente, en donde se encuentra desde su arresto durante las manifestaciones del 11J. 

Rapero cubano, Randy Arteaga Rivera.
Rapero cubano, Randy Arteaga Rivera.

Despedido de su centro laboral, y con una acusación por desorden público y dos por desacato, la Fiscalía Municipal de Santa Clara solicitó hace poco la condena de siete años de privación de libertad para el joven, quien es asmático, alérgico y en una ocasión padeció el COVID-19 dentro de la cárcel.

Junto a Almagro, con quien comparte prisión, y Osorbo, Arteaga es el tercer rapero prisionero de conciencia en cárceles cubanas, pues fueron excarcelados Ramón López Díaz, El invasor, Leonardo Rodríguez, Pupito MC, y Richard Zamora, El radical

6. Abel González Lescay

Un estudiante de Música en la Universidad de las Artes (Instituto Superior de Arte, ISA) y también poeta, Abel González Lescay, está de momento en prisión domiciliaria por haberse manifestado el 11J en Bejucal, pero la Fiscalía Provincial de Mayabeque podría condenarlo a siete años de cárcel, acusado de desorden público y dos delitos de desacato.

Poeta y estudiante de música (Instituto Superior de Arte), Abel González Lescay.
Poeta y estudiante de música (Instituto Superior de Arte), Abel González Lescay.

Lescay —según contó él mismo en una entrevista— fue víctima de la cacería de brujas del régimen contra los manifestantes en los días posteriores al 11J. De acuerdo a su relato, fue llevado desnudo y violentado por oficiales de la PNR desde su casa en Bejucal hasta San José de las Lajas.

El juicio contra el artista de 23 años, egresado de la especialidad de Piano en la Escuela Nacional de Arte (ENA), está previsto para el 6 y 7 de diciembre. Según el acta de su expediente, por el supuesto delito de desorden público le piden tres años; tres años por “desacato agravado de carácter continuado” y un año y seis meses por “desacato de la figura básica de carácter continuado”. Al parecer, para las autoridades cubanas Lescay es “reincidente”, por haberse manifestado en más de un lugar el mismo día. 

7. Osmel González Darlington 

Las jornadas próximas al 15 de noviembre, fecha de la convocatoria a la Marcha Cívica por el Cambio, también dejó un saldo negativo de detenciones y agresiones contra artistas, entre las que cabe mencionar la desaparición durante varios días del artista de la plástica Lázaro Lamelas y del realizador audiovisual, profesor y guía de turismo, Osmel González Darlington.

Artista audiovisual, Osmel González Darlington.
Artista audiovisual, Osmel González Darlington.

Si bien Lamelas fue liberado sin sanciones, el caso de González Darlington no corrió igual suerte, pues Omar González —un amigo cercano a González Darlington— dio a conocer en Facebook que al artista le había aplicado una medida cautelar de reclusión domiciliaria “en lo que deciden qué hacer con él”.

González Darlington, uno de los tantos que en la isla apoyaron la iniciativa de marcha pacífica del 15N, se negó en varias ocasiones a asistir a citaciones de la Seguridad del Estado. Según el testimonio de su tía, Addis Darlington, Osmel fue detenido el 12 de noviembre, cuando alcanzó a salir vestido de blanco hasta el frente de su vivienda.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.