Represión | Maykel Osorbo: seis meses en prisión, dos Grammy y una vida en peligro

"La vida de Maykel peligra en la cárcel", y tampoco dejaremos que "sea un cuerpo más que se pierde, un nombre que se olvida", ha expresado la artivista Anamely Ramos desde sus redes.

Maykel Osorbo
El rapero y artivista Maykel Osorbo. | Imagen: Facebook

Este 18 de noviembre se cumplieron seis meses desde la detención arbitraria de Maykel (Osorbo) Castillo Pérez, el rapero contestario que más dolores de cabeza ha causado al régimen totalitario de Cuba en los últimos tiempos.

El Centro para la Apertura y el Desarrollo en América Latina (CADAL) aprovechó la ocasión para lanzar una petición en la plataforma Change.org dirigida al dictador cubano Miguel Díaz-Canel, en la que se exige la inmediata liberación de Osorbo.

El mismo día 18 se efectuó en Las Vegas, Estados Unidos, la entrega de los premios Grammy Latinos, en la que el tema "Patria y vida", del que Maykel es coautor, resultó galardonado en las categorías de "mejor canción de género urbano" y "mejor canción del año".

Patria y Vida, ganadora de los Latin Grammy 2021.
Momento de premiación Latin Grammy 2021. Maykel Osorbo y Luis Manuel Otero Alcántara en Cuba.

Osorbo, recluido en la prisión Kilómetro 5 y medio, de Pinar del Río, y acusado de los presuntos delitos de “resistencia, desacato y desobediencia”, se quedó sin asistir a la gala. Para colmo, el rapero y activista del Movimiento San Isidro (MSI) se encuentra en un delicado estado de salud, tras dos huelgas de hambre y sed en protesta a su injusta condena y las condiciones del presidio.

“Ese premio es el fruto y sacrificio de muchos artistas, es el fruto y sacrificio del pueblo. En esa canción tratamos de expresar el sufrimiento del pueblo durante 63 años. Ese premio es el fruto y sacrificio de San Isidro, ese premio es del pueblo”, declaró al conocer la noticia de los Grammy el cantante, en llamada telefónica a la activista y curadora de arte Carolina Barrero.

También un 18 de noviembre, pero de 2020, comenzaron su huelga de hambre —en el caso de Maykel y de Luis Manuel Otero Alcántara también de sed— los del MSI, por lo que parece premonitorio cuanto acontece hoy.

Osorbo, el sobrenombre artístico de un rapero mulato y pobre de La Habana, trastoca el término "osogbo", que, para la religión yoruba, popular en la isla, significa el entorno negativo que tuvo, tiene o va a tener una persona que se consulta. Maykel, que ha consultado a sus orishas tanto como a sus amigos, decidió desde hace rato soportar en su persona la carga negativa del país como un sacrificio necesario.

Preso político antes por combatir el injusto decreto 349 y ahora, luego de más de 120 actos de violencia policial en su contra, reconocido como tal por ONG especializadas —Amnistía Internacional, Prisioners Defenders—, su salud se deteriora gravemente, con una infección generalizada que pone en riesgo su vida.

"Después de su última huelga de hambre y sed por seis días, de estar incomunicado por más de dos semanas, de permanecer al menos cuatro días en celda de castigo, Maykel llamó para decir que había sido llevado al médico a verse los ganglios", escribió la activista y curadora de arte Anamely Ramos, miembro del MSI y cercana al rapero.

"Maykel está lleno de bolas, debajo de las axilas, cerca de la clavícula, detrás del brazo. Ha estado con vómitos, fiebre, sudoraciones y mucho cansancio. Le hicieron una biopsia, ante lo que parece ser un fallo grave del sistema linfático", siguió contando Ramos.

La petición de CADAL, por tanto, exige "su liberación inmediata, su traslado a La Habana y el acceso a una atención médica correspondiente".

Osorbo ha permanecido encerrado en una prisión pinareña, en lo que parece ser una táctica del régimen para mantener alejados a los disidentes con vínculos comunes. No sólo estaba lejos de la capital, sino de las prisiones de Combinado del Este (La Habana), donde se encuentra preso el periodista independiente Esteban Rodríguez, y de Guanajay (Artemisa), centro escogido para recluir al artivista Otero Alcántara. En conversación con la activista Carolina Barrero el viernes 19, Maykel señaló que "lo habían ido a buscar, que al parecer los trasladaban a La Habana", pero no se ha sabido nada más de su paradero.

Ambos miembros del MSI, Rodríguez y Otero Alcántara han protagonizado por igual huelgas de hambre y sed en sus presidios, la más reciente la que vive por estos días el reportero de ADNCuba.

Por esta y otras razones, Alessandra Pinna, experta en derechos humanos y subdirectora de programas para América de la organización Freedom House, dijo esta semana que la comunidad internacional “debe reavivar la demanda de acceso a las cárceles cubanas” de organismos como la ONU y la Cruz Roja debido a la “falta de transparencia” sobre detenidos como Osorbo. “Maykel ha sido una de las voces más activas contra la represión de los derechos humanos en la isla”, agregó.

Como alerta Anamely Ramos, "la vida de Maykel peligra en la cárcel", y tampoco dejaremos que "sea un cuerpo más que se pierde, un nombre que se olvida".

 

 

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.