Pasar al contenido principal

Represión | Los menores de edad tampoco están a salvo de la policía política en Cuba

Aunque el régimen dice que la citación policial a la niña de tres años fue un error, anteriormente ha utilizado a menores de edad para intimidar a sus familiares.

Menor de edad detenido durante las protestas del 11J.
Menor de edad detenido durante las protestas del 11J.

La policía cubana negó este miércoles que pretendiera interrogar a la niña de tres años Leadi Kataleya Naranjo, hija y sobrina de presos políticos cubanos, y aunque se desconoce si se trató de una marcha atrás debido a la presión mediática que provocó la noticia de la citación policial dirigida a la infante, es un hecho que anteriormente ha interrogado e incluso encarcelado a menores de edad por temas políticos.

De acuerdo con el testimonio de la madre de Naranjo, Yunisleydis Rillos Pau, un agente policial le dijo este miércoles al acudir a la unidad de la Policía que fue un error la citación enviada a la niña, pero este hecho no implica que no se trate de una práctica del régimen, basta recordar los más de 50 menores de edad encarcelados tras las protestas del 11J, o las vejaciones que han sufrido hijos e hijas de opositores y activistas políticos en los últimos años.

También es importante recalcar que Leadi Kataleya Naranjo es hija de Idael Naranjo y sobrina de Yerandis Rillos, dos participantes en las protestas del 11 julio de 2021, sentenciados a 10 y 14 años de privación de libertad, y que su familia ha sido víctima de intimidaciones por parte de la Seguridad del Estado desde entonces.

Niños presos tras el 11 de julio

11 de julio Cuba represión
Protestas en Cuba. Imágenes compartidas en redes sociales.

Debido a que el régimen cubano utiliza a los niños para hacer propaganda política, suele evitar cualquier polémica alrededor de ellos, por lo cual el propio ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, mintió en 2021 ante la prensa internacional al afirmar que no había menores de edad arrestados tras las protestas del 11 de julio.

En esa ocasión la verdad duró poco tiempo en salir a relucir, pues fue la propia fiscal general, Yamila Peña, quien reconoció la existencia de estos casos al afirmar que “son pocos y estamos evaluando”.

En concreto, el régimen reconoció, meses después, mediante un comunicado de la Fiscalía General de la República, que 55 adolescentes de entre 16 y 18 años habían sido arrestados tras las protestas, una cifra inferior a la denunciada por activistas cubanos que llevaban el subregistro de los detenidos de forma independiente.

Además, el informe oficial mostró que 27 menores de 16 años de edad también fueron procesados tras las protestas, de los cuales 10 fueron internados en “escuelas de formación integral y de conducta” y 17 estarían recibiendo “atención individualizada” en sus escuelas. 

Interrogatorios a menores de edad

Tampoco los interrogatorios a menores de edad por cuestiones políticas son una novedad en Cuba, pues el pasado mes de abril la hija de la activista Marisol Peña Cobas fue citada y trasladada a un interrogatorio en una patrulla policial, en el cual la entrevistó “una fiscal, una oficial de MININT y una psicóloga del MININT”, según denunció su madre.

Peña Cobas dijo a Radio Martí que “esto me lo están haciendo, no porque yo mal atienda a mi hija, sino porque yo no le enseño a amar y respetar a Díaz-Canel y a todos esos engendros”.

Durante el interrogatorio con la menor, según contó su madre, le enseñaron una foto de Miguel Díaz-Canel y le preguntaron qué pensaba del gobernante cubano.

Activistas obligadas a ir a interrogatorios con sus hijos

La activista feminista y periodista cubana Marta María Ramírez comentó a través de una publicación en sus redes sociales, a raíz de la citación enviada a la niña de tres años, que “hemos naturalizado tanto la violencia machista del Estado cubano, sus interrogatorios, detenciones arbitrarias, la violencia vicaria que ejerce directamente sobre hijxs, sobre nuestras familias que estamos en el punto de más absurdo de la barbarie”.

Ramírez recordó que “hemos sido parte, testigxs, espectadores, de interrogatorios y detenciones a mujeres en estado de gestación, de personas que han tenido que acudir con hijxs a interrogatorios, de amenazas a madres (algunos padres) con la Patria potestad de hijxs por su militancia, de bullying a hijxs en escuelas por la militancia de su familia”.

También dijo que el régimen ha hecho que “menores de edad presenciaran golpizas, registros, detenciones y amenazas a sus familiares en sus propias casas, de que sean detenidxs, interrogadxs condenadxs por expresar sus ideas en redes o en manifestaciones pacíficas (algunxs con otras capacidades), que tengan que desplazarse distancias enormes para visitar a sus madres y padres en prisiones injustas, que suspendan la lactancia porque sus madres han sido detenidas arbitrariamente, lxs que quedaron en situación de violencia cuando a su cuidadorx se le privó de la libertad y/o fue exiliadx forzosamente por expresarse públicamente, que se les niegue acceso a salud pública por ser hijxs de activistas políticos”.

La feminista cubana ilustró su publicación con una fotografía de su salida de un interrogatorio policial con su bebé en brazos y recordó que antes fue interrogada “en la gestación, el mismo día en que me diagnosticaban, coincidentemente, una diabetes gestacional, que nunca tuve, y luego en la puerta de casa, sobre las 12:00PM, con amenazas de detención domiciliaria si decidía acudir a conversatorio sobre violencia obstétrica”.

Amenazas a periodistas con sus hijos

Otro de los casos del uso de menores de edad para intimidar a sus padres debido a sus ideas políticas en Cuba fue el sufrido por la periodista independiente cubana Luz Escobar, quien en 2021 denunció que agentes de la Seguridad del Estado utilizaron a sus hijas para presionarla.

“Hoy 12 de noviembre una oficial del MININT me ha tocado la puerta para darme esta citación al órgano de menores. Yo tengo 2 hijas menores de edad y la Seguridad del Estado las está usando para presionarme a que abandone mi labor periodística”, denunció Escobar en Twitter, donde mostró la imagende la citación.

Tras salir del interrogatorio, Escobar contó que le informaron que los oficiales que le pone la Seguridad del Estado para vigilarla y prohibirle salir de su casa denunciaron que sus hijas bajan a jugar con la mascarilla mal puesta y le advirtieron que las menores no podían ir a la marcha convocada por la plataforma Archipiélago para el 15 de noviembre de ese año.

En esa ocasión la directora para las Américas de la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional se hizo eco de la denuncia de Escobar, ante lo que escribió que “cuando se cree que hemos visto todo en cuanto al aparato represor del Gobierno de Cuba, nos vuelven a sorprender con la crueldad y el total desdén por los DDHH. El órgano de menores cita a la periodista independiente Luz Escobar como herramienta de acoso por su trabajo”.

Árbol Invertido

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.