Intelectuales cubanos que justifican la represión.
Imagen: Árbol invertido (montaje)

Pero, hubo también quienes justificaron la represión al pueblo cubano, enarbolando su "fidelidad" incondicional desde los ámbitos de la cultura.

Tras las protestas del 11 de Julio y días posteriores, varios artistas cubanos de renombre decidieron colocarse al lado de la población y condenar los ataques de las fuerzas represivas, rechazar la violencia desatada contra la parte del pueblo que se decidió a expresar sus ideas y manifestarse en las calles. Pero, tristemente, hubo también artistas que salieron en defensa del odio como política estatal, y aprovecharon la ocasión para justificar al gobierno, enarbolando su "fidelidad" incondicional desde los ámbitos de la cultura más allá incluso del respeto a la vida ajena.

Mantuvieron el trato de complicidad con los represores, en momentos en que se derramaba la sangre de la población civil a manos de fuerzas nacionales del "orden público" y se estaban produciendo centenares de desapariciones forzosas.

Es una galería del grotesco insular, integrada por figuras o representantes intelectuales de la represión. 

Desde típicos apologistas que han subido en la escala nacional cantando loas y dando vivas, junto con algunas voces famélicas del momento, utilizando sus redes sociales o frente a las cámaras del Ministerio de Cultura (MINCULT) en la campaña "La razón de mi voz", estos intelectuales han puesto cara y tono "artístico" a la sinrazón desatada por el gobierno de Miguel Díaz-Canel Bermúdez cuando reclamó un derecho de propiedad exclusiva de "los revolucionarios" sobre las calles de Cuba y ordenó salir "al combate" de los manifestantes.

 

SILVIO RODRÍGUEZ

 

El popular trovador se pronunció, como ya es costumbre, desde su polémico blog Segunda Cita, para insistir sobre su propuesta de "protestas legales" con el objetivo de aplacar lo que en otras ocasiones ha clasificado de "escandalitos". Ahora, sin embargo, ha dejado de usar el diminutivo y se refiere a las manifestaciones del 11J como "ciertos escándalos", eso sí, según él "preparadas y alentadas por el régimen imperial".

También cuestionó que haya habido represión por parte de las fuerzas policiales, pues al parecer a sus manos no ha llegado "un solo video que muestre el momento en que una manifestación pacífica es agredida por la Policía".

Para cerrar con broche de oro, el cantautor arengó a sus compinches en "un momento de defensa de los incuestionables logros de nuestro país" y a propósito de los artistas que criticaron al régimen afirmó que "ni uno solo (...) se ha desmarcado de la revolución. NI UNO. Sin embargo la prensa opositora (el 95% de la que habla de Cuba) se los apropia como si declararse al lado del pueblo y contra la violencia fuera negar la revolución".

Luego de un un encuentro que él definió como "fraterno" con el actor y dramaturgo Yunior García Aguilera reprimido durante las protestas, y su esposa, la productora cinematográfica Dayana Prieto expresó que intercedería por los detenidos en la manifestación del 11J que no habían sido violentos: "No sé cuántos presos habrá ahora, dicen ellos que cientos. Pido lo mismo (libertad) para los que no fueron violentos y cumplo con la palabra empeñada", escribió el cantautor en su blog "Segunda Cita".

 

Represión del pueblo a palos en Cuba.
Represión del pueblo a palos en Cuba.

 

ARNALDO RODRÍGUEZ

 

Otro de los habituales al servicio de la dictadura, el músico Arnaldo Rodríguez, prefirió la "espontaneidad" del estudio de grabaciones del MINCULT para expresar que "que un momento como este se utilice para acciones de indisciplina, de desorden, algunas antisociales, o la gran mayoría expresiones antisociales, es realmente una intención malsana". El director de El Talismán agregó en su intervención de poco más de dos minutos que estas protestas fueron desarrolladas "en beneficio de un grupo", y no producto del malestar de la sociedad cubana.

 

ISRAEL ROJAS

 

Israel Rojas, la voz del grupo Buena Fe y en los últimos tiempos de los principales voceros del régimen, tardó algo en brindar sus opiniones sobre los sucesos del 11J a sus fans en redes sociales. Afectado por el corte de internet en la isla durante los días que siguieron a las protestas, su post condena a los manifestantes pues, "a la angustia pandémica, no se le debe imponer la angustia de la inseguridad social", ya que, "las manifestaciones de desacuerdo y descontento (a la cual debe tener derecho cualquier ciudadano) eran convocadas en medio del pico pandémico".

Abandonando un poco este aire de intermediario, el cantante clasificó a los corredores humanitarios —una de las principales demandas de miles de cubanos por estos días— "como antesala de la paz de los sepulcros y las fosas comunes". Tampoco desperdició el instante para hablar del "bloqueo genocida" y, aunque aceptó que podría estar equivocado en sus "pareceres", siguió la estela de su admirado Fidel Castro para encomendarse al "veredicto de la historia".

 

Protestas en Cuba frente al Capitolio de La Habana.
Protestas en Cuba frente al Capitolio de La Habana.

 

TONY ÁVILA

 

El trovador Tony Ávila fue más detallado en su pronunciamiento y utilizó las páginas de Granma para disertar sobre "ese golpe" dado con "bajeza" por un sector del pueblo a la Revolución.

“Yo creo que nada que venga con esa gran cantidad de antivalores puede aceptarse. Nada que cargue con ese cúmulo de acciones negativas es aceptable. Yo creo que al cubano, el pasado 11 de julio, se le intentó robar la tranquilidad y esa es una de las conquistas más grandes que tiene este país", dijo el autor de Mi Casa, un tema que gustó a los cubanos de la isla por su crítica a los problemas nacionales en clave de doble sentido.

No obstante abogar por la paz y la tranquilidad, el cantautor declaró sentirse muy a gusto con el discurso del presidente Díaz-Canel, invocando a la violencia contra las masas. Para Ávila el gobernante habló "con tremenda coherencia" y "autocrítica".

"Para mí hay tres factores grandes que incidieron en los hechos del domingo: la manipulación mediática, la campaña comunicacional, el manejo a nivel de redes con tecnología de avanzada que condicionó, propició y fertilizó el terreno para que esto pasara, pero está el bloqueo que es del c…, y está la realidad nuestra donde existen dificultades que no hemos resuelto, todo ello unido a la pandemia", agregó al analizar los detonantes de las protestas que alcanzaron a todo el país.

Sobre el actual contexto, en el que el gobierno ha prometido fuertes sanciones contra los involucrados en los hechos, Ávila pidió que "la medida que se vaya a adoptar tiene que ser más clara que nunca, porque la contrarrevolución está haciendo su trabajo".

 

ALEX PAUSIDES

 

El escritor Alex Pausides respondió desde Facebook al "llamado al combate" de Díaz-Canel, asegurando que se iría "pa la Sierra otra vez a defender la Revolución", pues "en el 59 mi familia y yo hicimos nuestro, hice mío el gobierno de los pobres; mientras este sea el gobierno de los pobres, de los humildes, con los humildes y para los humildes, allí estaré".

 

NELSON DOMÍNGUEZ

 

También por las armas optó el Premio Nacional de Artes Plásticas, Nelson Domínguez, quien recomendó a sus camaradas "seguir hacia adelante" en esta "difícil prueba". Su confianza en la "continuidad" perorada por los líderes del establishment parece fundada en el hecho de que, según el pintor, "los jóvenes están al lado de sus padres y si tienen que coger un arma para defender esta Revolución ellos lo harán”.

 

LEONARDO PADURA

 

Para el multipremiado escritor Leonardo Padura "parece muy posible que todo lo ocurrido en Cuba a partir del pasado domingo 11 de julio lo hayan alentado un número mayor o menor de personas opuestas al sistema, pagadas incluso algunas de ellas, con intenciones de desestabilizar el país y provocar una situación de caos e inseguridad".

Así lo escribió en su texto "Un alarido", publicado en las páginas trotskistas de Joven Cuba.

"También es cierto que luego", dijo, "como suele suceder en estos eventos, ocurrieron oportunistas y lamentables actos de vandalismo".

Entre otras cosas y no obstante estas acusaciones a los rebeldes del 11J, el novelista consideró como un "alarido" la rebelión, "un grito que es también el resultado de la desesperación de una sociedad que atraviesa no solo una larga crisis económica y una puntual crisis sanitaria, sino también una crisis de confianza y una pérdida de expectativas".

 

Joven cubano detenido en las protestas.
Joven cubano detenido en las protestas en La Habana.

 

VÍCTOR CASAUS

 

Víctor Casaus, escritor revolucionario y director del Centro "Pablo de la Torriente Brau", se fue por la vía de las conspiraciones externas que intentan socavar "los logros de la Revolución", para justificar “la respuesta del gobierno, en particular la de Díaz-Canel", que "viene precisamente a tratar de contener, con la ayuda de todos, este procedimiento ya probado en otros lugares geográficos de implementar la lucha”.

 

VIRGILIO LÓPEZ LEMUS

 

"Estoy del lado de la Revolución", dejó claro en su mensaje vía MINCULT el escritor Virgilio López Lemus, "y repudio todas las situaciones que son importadas, que entran al país por la vía de la contrarrevolución externa”, agregó continuando la línea de las conspiraciones.

Más adelante reconoció que “tuvimos una fea jornada", en la que "una parte del pueblo cubano, una parte minúscula, menor del pueblo, tuvo el desacierto de ponerse de parte del imperio, de parte de la anexión. Conocemos muy bien qué es el anexionismo y cuáles son los resortes esenciales para engatusar a grupos sociales que no hacen un razonamiento. A mi juicio se dejan utilizar”.

 

NANCY MOREJÓN

 

Dejamos para el final a la única dama del grupo, pues hay que admitir que aunque fueron varias las féminas que se sumaron a la defensa de lo indefendible, en casi todos los casos se trató de declaraciones tibias que hablaban, incluso, de factores subjetivos de poca o ninguna relación directa con los hechos. La poetisa Nancy Morejón, sin dejar de irse por las ramas también, adoptó sin embargo una frontalidad que merece la reseña.

"Para nosotros nada de eso es nuevo, llevamos más de seis décadas enfrentando una vejación a nuestros derechos humanos, una injerencia solapada o enmascarada o disfrazada. Y a veces no en relación con la soberanía de la isla de Cuba", comenzó su intervención, para luego dejar claro que lo sucedido el 11J era otro capítulo del "diferéndum entre Cuba y los EE. UU. desde el fenómeno de la Enmienda Platt".

La también ensayista y periodista aprovechó la coyuntura para recordar su texto "Dos pandemias", publicado meses atrás por Cubadebate y presentado ahora como una especie de oráculo de lo acontecido.

"Nos enfrentamos ahora mismo, y estos hechos de ayer inaceptables, condenables en todo sentido, esos hechos de ayer forman parte de una vieja pandemia tan terrible como esta que nos azota, que es la del imperio que trata de devorarnos, de devorar nuestro mar, nuestro cielo y lo más importante, nuestra cabeza y nuestro corazón", dijo ante las cámaras del Ministerio la discípula de Nicolás Guillén y Premio Nacional de Literatura.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.