Poesía española | La niña del pañuelo

"...La niña del pañuelo / buscó consuelo / en la gaviota herida / que acompaña su vida. / Sentada en sus raíces / revive cicatrices. / Pero no estaba sola…".

Gaviota posada sobre un muelle en el mar al atardecer.
"La niña del pañuelo / daba consuelo / a una gaviota / con el ala rota....". | Imagen: Pixabay

La niña del pañuelo

daba consuelo

a una gaviota

con el ala rota.

Gaviota perdida,

que con el ala herida,

sin Norte ni Oriente

cayó ante la fuente.

La fuente la miraba

mientras lloraba.

La niña y la fuente

taparon la frente

con un pañuelo claro

donde buscar amparo.

Niña de arena

que tapas tu melena

para que el viento

no te despeine el pensamiento.

Junto a la plaza,

niña, gaviota y raza.

La niña del pañuelo

buscó consuelo

en la gaviota herida

que acompaña su vida.

Sentada en sus raíces

revive cicatrices.

Pero no estaba sola…

que tiene la farola,

la fuente y la mañana,

el día y la gitana

que le canta por tientos

cinco lamentos

que la fuente desgrana

mientras el agua mana.

La niña y la gaviota

tienen las dos el ala rota.

Publicado originalmente en la antología Más allá del miedo es mi casa “Mujeres poetas contra la violencia” (Ediciones Deslinde, Madrid, 2021), con selección de Ivonne Sánchez-Barea e Ileana Álvarez, y prólogo de Milena Rodríguez Gutiérrez.

Detalle de la portada del libro "Cuando llueve en primavera", de María Luisa Barea Gámez
María Luisa Barea Gámez

(Madrid, 1935). Ha residido de forma prolongada en Nueva York y en Bogotá. Tiene varios libros publicados, entre ellos "Despertar en la sombra" y "Cuando llueve en primavera". Ha colaborado con su poesía en periódicos y revistas del género en diversos países.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.