La Guillotina | El sindicato sorpresa

"Desde la zona destinada a la prensa internacional es difícil precisar quiénes son estos personajes tan bien protegidos..."

Hoz y martillo
Imagen: Pixabay

El sol lanza rayos de esperanza a más de 35°C sobre el hormigón de la Plaza de siempre, esa que acogió cada momento histórico que hiciera brillar a la Revolución cubana a los ojos del mundo, e ilumina las sonrisas de más de medio millón de personas que desfilan en el primer Día Internacional de los Trabajadores desde que comenzara la lucha contra el azote de la COVID-19.

Justo después de las palabras encendidas de Ulises Guilarte de Nacimiento, Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba, comenzó el desfile. Encabezado por el mensaje “Cuba vive y trabaja”.

Guilarte se refirió en su discurso a las victorias conseguidas en la batalla por la eficiencia económica, al impulso dado a la producción y a la diversificación de bienes y servicios, la recuperación de los niveles de actividad de las industrias cubanas y su contribución a la reducción de la inflación y a recuperar la capacidad adquisitiva del salario y las pensiones.

A unos metros detrás de él, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel aprobó cada una de sus palabras asintiendo con una sonrisa y el general de Ejército Raúl Castro movía a un lado y a otro con energía una banderita del 26 de Julio.

El desfile es encabezado por el Sindicato Nacional de Recursos Hidráulicos, cuyos productos han estado presentes en cada comercio cubano desde el comienzo mismo de la Tarea Ordenamiento. Lo cual ha confirmado a la isla caribeña como potencia hídrica de nivel mundial.

Entre gritos de “¡Viva el Día Internacional de los Trabajadores!”, “¡Vivan Fidel y Raúl!” y otros que el clamor revolucionario de los trabajadores que marchan codo con codo hacen ininteligibles, los afiliados del Sindicato Nacional de Recursos Hidráulicos marchan con tanques a cuesta, cubetas, jarros, vasos y hasta cucharas repletos de agua, su producto estrella.

Esos héroes anónimos cuya capacidad de lucha y firme convicción en el logro de la victoria tantas vidas salvó en estos duros meses transcurridos...

Nadie derrama ni una gota.

Les siguen los trabajadores de la salud. Esos héroes anónimos cuya capacidad de lucha y firme convicción en el logro de la victoria tantas vidas salvó en estos duros meses transcurridos. Todos se apartan con rapidez a su paso.

Los sindicatos se suceden unos a otros y se acomodan en la plaza sin dejar de gritar consignas por el heroísmo de la resistencia y el inspirador triunfo de la creatividad colectiva, por las vacunas y los vacunados. Todos gritan, emulan en el volumen de sus voces y alzan sus carteles… pero poco a poco las gargantas comienzan a enmudecer, algunas pancartas caen al suelo y la banderita del general de ejército deja de oscilar.

El pasado 27 de abril, el presidente cubano publicó en su cuenta de Twitter una invitación abierta para el encuentro en la Plaza de la Revolución que, increíblemente, fue aceptada por quienes jamás nadie imaginó que pisarían un sitio público, en público y sin ocultar su identidad.

De los lujosos autos que se detienen a algunas decenas de metros de la multitud obrera, descienden varios individuos fornidos que recorren el área con la mirada desconfiada oculta por lentes oscuros y, una vez satisfechos, abren las puertas traseras de los vehículos.

Desde la zona destinada a la prensa internacional es difícil precisar quiénes son estos personajes tan bien protegidos que avanzan flanqueados por sus guardaespaldas, pero, a medida que avanzan hacia el único espacio vacío que queda en la plaza se aclara la duda general, cuando uno de ellos, el que camina al frente del reducido grupo, alza un cartel que en gruesa tipografía Arial pone “Sindicato Nacional del Crimen” y el que le sigue a pocos pasos levanta otro que dice “GAESA”.

Se detienen a unos metros de la tribuna y el presidente les sonríe mientras lo miran fijamente. Es hora de su discurso.

Iósef Rodríguez
Iósef Rodríguez (Иосиф Петровић)

(Boecillo, España. 1983). Интеллигент и писатель. Член Коммунистической партии Испании и борец за безн адежные дела. Мечтаю о лучшем мире, весь день.

Comentarios:


Maceo (no verificado) | Lun, 02/05/2022 - 15:33

A ese Josef es al que hay que gillotinarle las manos

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.