Fotorreportaje | "La calle es de los revolucionarios"

Siendo los cubanos poco generadores de desechos por el bajo consumo de productos del mercado industrial, ¿qué determina la permanente acumulación de basura en las calles cubanas?

Basurero.
"La calle de los revolucionarios...". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Una de las características más visibles de las grandes ciudades cubanas reside en el marcado descuido por un asunto esencial para la ecología urbana y la salud pública: la acumulación de desechos sólidos y desperdicios en las calles.

Este fenómeno es proporcional a la demografía de cada ciudad, seguido, entre otros, de factores como la prioridad de los servicios de recogida en zonas céntricas y turísticas, en detrimento de barrios periféricos, marginales o densamente poblados, en los que sus moradores se ven empujados a encontrar soluciones que agudizan el problema.

Un país con una moderada carga poblacional en relación a su territorio (103 habitantes por Km2), incluso siendo los cubanos poco generadores de desechos, por el bajo consumo de productos del mercado industrial —no porque no los necesitemos, sino a causa de nuestro paupérrimo poder adquisitivo— que involucran el empleo de enlatados, frascos, contenedores y bolsas plásticas, entre otros tipos de envoltorios y embalajes, son factores que facilitarían la higiene urbana y la reducción de la polución.

Entonces, ¿qué determina la permanente acumulación de desechos en las calles cubanas? La interrogante debe ser respondida desde una perspectiva piramidal, de arriba hacia abajo, ya que en igual disfuncionalidad se encuentran todos los mecanismos productivos, administrativos y de servicios atados al centralismo estatal imperante en Cuba.

¿Qué determina la permanente acumulación de desechos en las calles cubanas?

El presupuesto anual del estado —que se nutre básicamente de los ingresos por remesas y exportación de personal calificado (mientras el turismo espera en barbecho)— debe hacer malabares para redistribuir exiguas cuotas a las instancias bajo su control que, excepto un ínfimo sector privado, son casi todas.

Ese cuentagotas financiero, que poco o nada lubrica las dinámicas mercantiles, garantiza la ineficacia, corrupción y deterioro de dichas estructuras, sean productivas o no.

Si bien existe un embargo contra la Isla, al que se echa garra como justificativo de cuanta cosa mal funcione, la praxis ha demostrado que es el modelo político-económico, aplicado por más de medio siglo a contrapelo de las exigencias del mercado global, el causante de buena parte de los sinsentidos que padecemos.

Al tratarse de un fenómeno multicausal, desencadenado por el acaparamiento estatal, son numerosos los aspectos que atentan contra la sistemática eliminación de desechos en los núcleos urbanos. Desconozco el sumatorio total para el país pero, según datos de hace tres años, solo en La Habana se generaban 24 mil metros cúbicos de basura diariamente.

Vandalismo

Contenedor de basura volcado en la calle vertiendo la basura alrededor.
" En la Cuba contemporánea se infiere que lo que no tiene custodia no es de nadie". | Imagen: Amilkar Feria Flores

La engañosa socialización de los bienes públicos ha confundido el sentido de pertenencia y preservación que los ciudadanos tienen sobre ellos. En la Cuba contemporánea se infiere que lo que no tiene custodia no es de nadie.

Aunque obviamente cualquier cosa es del Estado, hay asuntos que no clasifican entre sus prioridades estratégicas. Amén de que existen leyes para sancionar las contravenciones contra la propiedad colectiva, raras veces resultan aplicables.

Contenedor de basura roto y desbordado de desperdicios.
"La falta de suficientes contenedores hace que se sobre-exploten las capacidades de los existentes". | Imagen: Amilkar Feria Flores

La falta de suficientes contenedores hace que se sobre-exploten las capacidades de los existentes, cuya suciedad y hediondez favorecen su inadecuada manipulación por parte de los usuarios.

Lo anterior se agrava por la limitada existencia de vehículos colectores, combustible, o la incompatibilidad de los mecanismos de volteo con el de los depósitos.

Contenedor de basura volcado en la calle vertiendo la basura alrededor.
"La ausencia de un mercado mayorista para los pocos productores privados, incita las actividades delictivas como el hurto de contenedores plásticos para la producción de enceres domésticos". | Imagen: Amilkar Feria Flores

La ausencia de un mercado mayorista para los pocos productores privados, incita las actividades delictivas como el hurto de contenedores plásticos para la producción de enceres domésticos destinados a su venta en la economía informal.

Por el camino...

Basura acumulada alrededor de un árbol.
"En Cuba, desechos son arrojados en parterres, parques, aceras o cualquier lugar venido a menos". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Muchos vecinos, previendo el infierno que les aguarda en las proximidades de los contenedores, o por simple comodidad de no andar largas distancias con bolsos de desechos en las manos, arrojan la basura en parterres, parques, aceras o cualquier lugar venido a menos.

En zonas de mucha densidad poblacional y constructiva, es frecuente que las bolsas surquen los aires, teniendo al perímetro de sus balcones y ventanas como puntos de aterrizaje preferido.

Basura en la calle.
"El primer indicio de descuido, es foco de atracción para continuar tirando basura". | Imagen: Amilkar Feria Flores

El primer indicio de descuido, que puede comenzar con una jaba de inmundicias, es foco de atracción para continuar tirando basura.

Obstrucción

Contenedor de basura roto y desbordado de desperdicios en medio de una calle.
"Es frecuente que los empleados de Comunales dejen los contenedores mal ubicados". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Es frecuente que los empleados de Comunales dejen los contenedores mal ubicados cuando hacen el servicio de recogida, aunque también algunos vecinos suelen desplazarlos por acomodo individual.

Basura acumulada junto a una edificación en la calle.
"Cuando se mezclan los vertimientos de escombros con los de desechos corrientes los encargados de evacuar los contenedores no se responsabilizan con su limpieza". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Cuando se mezclan los vertimientos de escombros con los de desechos corrientes, regularmente fuera de los depósitos, los encargados de evacuar los contenedores no se responsabilizan con su limpieza, permaneciendo e incrementándose durante semanas o meses, lo cual obstaculiza la libre circulación peatonal y automotriz.

Colindancias

Contenedores de basura rotos y desbordados de desperdicios.
"Las elecciones en Cuba demuestran un proceso electoral que cada vez pierde más apoyo, pues el abstencionismo en las elecciones cubanas ha sido creciente cada vez". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Para esta y futuras entregas, he incorporado un aspecto que tipifica la insalubridad física y mental que padecemos los cubanos de a pie residentes en zonas urbanas: la yuxtaposición de calamidades ambientales en nuestro hábitat cotidiano.

Como decía, la coexistencia de escombros y desperdicios entremezclados se ha normalizado como un fenómeno indiferenciado por parte de la gente.

Otro particular derivado de este, consistente en el acelerado deterioro constructivo de las ciudades, especialmente de La Habana, con sus cerca de 2 millones 130 mil habitantes, convierte las ruinas de desplomes y demoliciones en espacios idóneos para vertimientos de cualquier tipo.

No hay compasión, pero tampoco infraestructura para solventar la debacle.

Otras metodologías

Camión de recogida de desechos en Cuba.
"Dos consecuencias patentes de la castración de la conciencia y de su deformación alienante son: el analfabetismo cívico y el relativismo moral del ´todo vale´". | Imagen: Amilkar Feria Flores

La suplencia de vehículos pesados en la recogida, a falta de los idóneos para este servicio, ha provocado el acelerado deterioro de los espacios públicos.

Contenedor de basura desbordado de desperdicios en la calle.
"Es normal hoy en Cuba que contenes, aceras y parterres permanezcan arruinados". | Imagen: Amilkar Feria Flores

El efecto de contenes, aceras y parterres arruinados, se ha estandarizado como consecuencia de la única solución posible frente a las crecientes carencias tecnológicas.

Algoritmos ideológicos

"Viva Fidel" escrito en contenedor de basura.
"Asumir cada sector concerniente a la administración pública hace cargar a las instituciones estatales con cuanto fiasco se desprenda de su inoperancia". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Asumir cada sector concerniente a la administración pública, o a cualquier otro aspecto de la vida política, económica y social del país, hace cargar a las instituciones estatales con cuanto fiasco se desprenda de su inoperancia, aun cuando sean achacadas a otros factores, donde figura como insoslayable el Bloqueo.

Basurero con imagen de Fidel tirada.
"También se han tirado a la basura las ´glorias fundacionales de la Revolución´". | Imagen: Amilkar Feria Flores

En los tiempos que corren también se han tirado a la basura las “glorias fundacionales de la Revolución”, evidencia que ha generado un creciente y ambiguo descontento entre quienes creen vivir hace 20 o 30 años atrás.

Cartel en un árbol: "Prohibido arrojar basura, escombro..."
"Varios posters de factura artesanal intentan disuadir de la anarquía de la basura". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Apelando a la policía, decretos y leyes, las cuales pudieran multar con hasta tres mil pesos a los infractores, varios posters de factura artesanal intentan disuadir de la anarquía a quienes no tienen culpa de la irregularidad sanitaria propiciada por la desidia y el descuido de la administración estatal.

Libros en la basura.
"La mengua cualitativa y cuantitativa en la educación y la cultura promueven el desecho de valiosos recursos de instrucción". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Borrón y cuenta nueva, es la lectura más elemental que podríamos hacer del momento presente. No solo la información y la cultura tienen novedosos y sofisticados soportes digitales, sino que la mengua cualitativa y cuantitativa en la educación y la cultura promueven el desecho de valiosos recursos de instrucción.

Apoteosis

Contenedores de basura rotos y desbordados de desperdicios en la calle.
"La acumulación de desechos constituye graves focos de vectores". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Para una sociedad decadente, en la que su ruinosa economía apenas sostiene un balance alimentario e higiénico-sanitario para los 11 millones 317 mil 498 habitantes que la integran, se ha vuelto un quebradero de cabeza el brote de viejas y nuevas enfermedades epidémicas y el incremento del índice de mortalidad por esta causa.

Por rápidos o lentos que resulten los mecanismos para la erradicación de desechos, que constituyen graves focos de vectores, el clima tropical de nuestro medio llevará ventaja en la proliferación de cargas virales, bacterias, e insectos y roedores.

Basura en la calle.
"Las frecuentes precipitaciones de la temporada lluviosa deslavan y arrastran los desechos y su carga contaminante hasta la red de alcantarillado". | Imagen: Amilkar Feria Flores

Las frecuentes precipitaciones de la temporada lluviosa deslavan y arrastran los desechos y su carga contaminante hasta la red de alcantarillado, con la consecuente obstrucción de los mismos, lo que provoca su dispersión superficial.

Durante la estación seca el viento cumple semejante rol, elevando las partículas más ligeras y propagándolas por el aire a largas distancias.

Si vives en Cuba, ¿cómo está la situación de los basureros en tu localidad?

Bien: Todo está limpio. Los contenedores son vaciados periódicamente.
0% (0 votos)
Regular: Depende de la semana. A veces los vertederos están desbordados, a veces están limpios.
4% (1 voto)
Mal: Casi siempre la basura se desborda de los contenedores, hay mal olor y suciedad.
42% (11 votos)
Grave: Prácticamente toda la calle es un basurero.
54% (14 votos)
Total de votos: 26

Situación medioambiental en los espacios urbanos en Cuba a partir de la insalubridad provocada por la acumulación de desechos, el vandalismo y la falta de conciencia social.

Amílkar Flores
Amilkar Feria Flores

La Habana (1967). Escritor y artista visual. Licenciado en Pedagogía en Artes; Diplomado en Antropología Cultural y en Producción Simbólica. Ha ejercido como ilustrador gráfico, analista de prensa, periodista y profesor universitario. Ha publicado, entre otros, los títulos: Las dulces horas (Premio Pinos Nuevos 2007 (Poesía, Unión, 2008)); Algunas animalezas y otras bestialidades (Narrativa, Ediciones Extramuros, 2010 y Crónicas diluvianas (Narrativa, 2010). Cuenta con numerosas exposiciones personales y colectivas en Cuba y el extranjero. Actualmente desarrolla el proyecto de experimentación artística Observatorio Entrópico de Palatino.

Comentarios:


Lorenzo Rodriguez (no verificado) | Sáb, 22/10/2022 - 15:33

To ta jodio en la covacha cubana, después de 60 años de desarrollo todavía no llegan ni a la comunidad primitiva, pero no se preocupen que seguimos avanzando y lo más importante con dignidad.
Alguien dijo: vivirán en la inmundicia y lo verán normal, ya estamos ahí

Amilkar Feria Flores (no verificado) | Sáb, 22/10/2022 - 20:38

Así mismo es, hermano. No alcanzan las palas para recoger esto. ¡Abrazos!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.