Foro Intemperie | Dos películas sobre sublevaciones reúnen a decenas de cubanos en Madrid

Decenas de cubanos asisten al estreno de los documentales En San Isidro, de Katherine Bisquet, y Mujeres que sueñan un país, de Fernando Fraguela.

Fernando Fraguela, Katherine Bisquet, Lester Álvarez, José Luis Aparicio y Solveig Font en el primer Foro Intemperie.

Con la proyección de dos “películas sobre sublevaciones”, como las definió el cineasta cubano José Luis Aparicio, quedó inaugurado el primer Foro Intemperie, organizado por las revistas Árbol Invertido y Alas Tensas en el cine Artistic Metropoly, ubicado en la localidad madrileña de Embajadores, este sábado.

Se trata de los documentales En San Isidro, de Katherine Bisquet, y Mujeres que sueñan un país, de Fernando Fraguela, donde los autores narran desde diferentes puntos de vista los sucesos comprendidos entre la huelga de San Isidro, que tuvo lugar en noviembre de 2020, y las multitudinarias protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021.

La presentación del evento, realizada por su coordinador, el artista visual Lester Álvarez, contó con la participación de los autores de ambos filmes, el realizador José Luis Aparicio y la curadora de arte Solveig Font, quienes debatieron sobre la relación del cine y los derechos humanos tras la proyección de los filmes en una sala abarrotada principalmente por la creciente comunidad de cubanos radicados en la capital española.

“Son películas muy hermosas, muy urgentes, que se te quedan en el cuerpo y tienen un impacto muy visceral con el espectador. Creo que para los cubanos y las personas relacionadas con Cuba es imposible no establecer este diálogo con las películas”, expresó Aparicio tras presentar los filmes ante un público visiblemente emocionado tras la proyección.

Lester Álvarez, Katherine Bisquet y Mariana Brugueras en el primer Foro Intemperie.
Lester Álvarez, Katherine Bisquet y Mariana Brugera en el primer Foro Intemperie. | Imagen: Francis Sánchez

Además, el joven cineasta cubano resaltó que “es importante hablar del exilio porque es la forma en que las dos películas se gestan, y esto no es algo menor, porque son películas que continúan una tradición de cine cubano gestado en la diáspora, en la que hay autores como Orlando Jiménez Leal, Néstor Almendros, Jorge Ulla y Miñuca Villaverde”.

Bisquet, conocida principalmente por su obra poética y su activismo en defensa de los derechos humanos en la Isla, contó que era la esposa de Esteban Rodríguez, llamada Zuelidys, quien entraba la cámara con la que grabó las imágenes dentro de la sede de Damas 955, sede del Movimiento San Isidro.

La joven escritora también contó cómo, tras el arresto, cuando les permitieron volver a la sede del Movimiento San Isidro, pudo recuperar su cámara con las imágenes del asalto realizado por militares disfrazados de médicos, que había dejado escondida entre bultos de ropa.

“Son estas imágenes que ven ahora, un documento para mi muy valioso, de cómo se vivió allá adentro el acuartelamiento”, afirmó Bisquet, tras confesar que desde que comenzó a grabar tenía la “pretensión” de que “esas imágenes fueran algo más”. Pero no fue hasta que se estableció en Madrid, más de un año después, que encontró la estabilidad para iniciar el proyecto.

Fernando Fraguela, por su parte, dijo que realizó su película, en la que cuenta la historia reciente de Cuba, entre los sucesos de San Isidro y las protestas antigubernamentales del 11J de 2021, por encargo de la revista Rialta.

Asistentes al primer Foro Intemperie.
Asistentes al primer Foro Intemperie. | Imagen: Francis Sánchez

“Es una película un poco urgente, porque la situación de Cuba ya no es la misma. Cuba es un país donde uno vive y el tiempo va a otra velocidad, es muy lento, y todo el tiempo parece que no pasa nada. No sé si es el exilio o la vorágine de los últimos años, pero han pasado varias cosas”, dijo el cineasta.

“Mi película es un intento de resumir y de hacer los highlights de estos dos años de lucha, porque es una lucha contra la dictadura”, añadió.

Fraguela dijo que seleccionó a tres personajes femeninos como protagonistas de su obra porque desde el inicio se han llevado toda su admiración. “Las madres cubanas han estado en la primera línea, y parte de ahí, admiración por la valentía, el intelecto, y la sabiduría de sus palabras”.

La curadora cubana Solveig Font comentó, por su parte, sobre el caso de las artes visuales y los derechos humanos, lo cual ilustró basándose en una exposición de artistas nicaragüenses que sufrían violencia y represión en 2020, lo cual reflejaron en un grupo de obras audiovisuales que fueron mostradas casi clandestinamente en el espacio que dirigía en La Habana, Avecez Art Space.

“Fue una exposición que se hizo un solo día porque perfectamente podía entrar la Seguridad del Estado y quitarnos todos los equipos, teníamos también la espada del Decreto 349, pero decidimos hacerlo sobre todo para no sentirnos solos”, contó Font.

“Yo creo que el cine y el video son lo que puede lograr que mayor cantidad de personas vean lo que está sucediendo en un lugar y reflexionar sobre eso”, agregó.

Sobre la organización del evento, que tuvo una amplia cobertura en la prensa independiente cubana, su coordinador, Lester Álvarez, dijo que se queda “con el buen sabor de la profesionalidad que se implicó todo el mundo, tantos los realizadores e invitados como los organizadores”.

“A pesar de que era la primera edición del Foro, todo el mundo ejerció su función con autonomía, por lo que pude trabajar con una levedad, de no tener que cargar con cosas que otras personas estaban haciendo, y haciendo bien”, afirmó.

“La intención del Foro es que se convierta en un espacio, en una comunidad, que pasa por la capacidad de organización que tengamos, y me alegró mucho ver como todos realizaron sus labores con profesionalidad”, continuó.

Respecto a la próxima edición del evento, Álvarez dijo que tendrá lugar en febrero, entre los días 22 y 26, que son los días en que estará sucediendo en Madrid la feria de arte ARCO.

En ese caso, contó, “estará dedicado a dos exposiciones, una de ellas Obsesión, curada por Solveig Font y Marilyn Volkman. Esa exposición se inauguró el 27 de noviembre de 2021 en Austria, Viena, que toma esa fecha como un homenaje al primer aniversario de las protestas frente al Ministerio de Cultura”.

“La otra exposición será Sin Autorización: Contemporary Cuban Art, curada por Abel González Fernández y Gwen Unger, que todavía se puede ver en la galería Wallach de Columbia University, NY. Es una exposición que tomó al menos cinco años para organizar, y que cuenta con un sentido historiográfico que va desde el acercamiento con EEUU durante el mandato de Obama hasta nuestros días”, añadió.

Público a la salida del primer Foro Intemperie.
Público a la salida del primer Foro Intemperie. | Imagen: Francis Sánchez

Francis Sánchez, director de la revista Árbol Invertido y organizador del evento junto a Ileana Álvarez, directora de Alas Tensas, dijo que ambos tenían ideas dándoles vueltas en la cabeza “de hacer algo más allá de lo virtual, más allá de nuestros medios digitales”.

“En eso estábamos, cuando Lester Álvarez llegó con una propuesta muy interesante, que entroncaba con nuestros intereses para emprender esa búsqueda de mayor materialidad y solidaridad, entre manifestaciones artísticas, activismos y personas”, dijo Sánchez.

“Así empezamos a conversar con Lester, quien forma parte de una generación más joven, pero con la que nos sentimos muy conectados. Estuvimos manejando varias posibilidades (incluye algunas aún no descartadas, así que prefiero no "quemarlas"), y de esa conversación surgió un nombre, el proyecto "Intemperie", concretado ahora en este Foro como un espacio de diálogo, plural, que nos proponemos convocar cada tres meses en Madrid, donde tengan protagonismo las obras y las ideas de quienes andan al descubierto en la búsqueda de calidades estéticas, pero también de compromiso social y los derechos humanos esenciales”, finalizó.

Varios cubanos asistentes al evento, como el artista visual Julio Llópiz Casal, se mostraron emocionados por lo ocurrido al interior del cine madrileño, por lo que escribió en sus redes sociales que esa noche confirmó que la vulneración de los derechos humanos en Cuba es un tema que interesa a más de “cuatro gatos”.

“Asistieron tantas personas, queridas y desconocidas, cubanas y extranjeras, que me confirmaron que sí hay empatía... que sí hay personas que saben que Cuba está secuestrada y amenazada por un proyecto social destructivo, que alguna vez pareció una Revolución y que es, abiertamente y desde hace mucho, un régimen carcelario, clasista, mezquino y miserable de quinta categoría”, escribió Llópiz Casal.

Periodista Mario Luis Reyes.
Mario Luis Reyes

(La Habana, 1994). Graduado de Periodismo en la Universidad de la Habana (2018). Reportero de la revista El Estornudo. Ha colaborado con medios cubanos como Periodismo de Barrio, AM-PM Magazine, OnCuba News, Cachivache Media, entre otros. Textos suyos han aparecido en medios internacionales como CTXT (España), Univisión Noticias (EEUU) HuffPost (Mexico), The Clinic (Chile) y Universo Centro (Colombia).

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.