Animalistas cubanos protestan
Animalistas cubanos marchando contra el maltrato animal en La Habana. | Imagen: Facebook

Los animalistas han criticado la no prohibición en vallas estatales de las peleas de gallos, así como lo relativo a la eutanasia y lo irrisorio de las multas por maltrato animal.

El Día del Perro en Cuba se celebra el segundo domingo del mes de abril, con el objetivo de concientizar a la población sobre el bienestar y cuidado de estos animales de compañía y presuntamente en homenaje a Jeannette Ryder, la gran benefactora de los animales y los niños desamparados, fundadora del legendario Bando de Piedad, quien murió el 11 de abril de 1931.

Para muchos defensores de los derechos de los animales en Cuba, la publicación del aplazado Decreto-Ley de Bienestar Animal este sábado 10 de abril no ha sido fortuita.

El Decreto, el número 31 de este año, fue publicado en la Gaceta Oficial de la República acompañado de su reglamento. Sin embargo, y a pesar de ser el cumplimiento a una de las demandas de la sociedad civil de la isla, lo que podría haber sido motivo para ponderar la fecha devino en una serie de inconformidades expresadas en redes sociales por miembros de la comunidad animalista y otras personas.

"Hay muchas cosas a las que se les pasó por arriba o se les dejó como estaban. Ya haremos un análisis más detallado en unos días", consideró Valia Rodríguez, de la asociación independiente Cuba contra el Maltrato Animal (CEDA).

Esta opinión, en el grupo de CEDA en Facebook, fue respaldada por decenas de personas, quienes en sus comentarios criticaron la permanencia de la autorización para peleas de gallos, así como lo relativo a la eutanasia y las multas, consideradas de bajo monto en comparación con las "ganancias" que suelen percibir quienes infringen la ley y comercian con las vidas de animales.

Específicamente, la disposición legal autoriza los enfrentamientos de gallos bajo el auspicio de los clubes del Grupo Empresarial de Flora y Fauna, dirigido por el comandante Guillermo García Frías.

En cuanto a la eutanasia y el sacrificio, la ley establece como métodos autorizados el "sangrado por corte del cuello sin aturdimiento" y el "sangrado con aturdimiento previo", excluyendo la "sujeción por electroinmovilización o por inmovilización mediante lesión, que provocan a los animales dolor agudo y estrés"; el "aturdimiento eléctrico con una sola aplicación de pata a pata" y el "consistente en cortar el tronco cerebral por perforación de la órbita del ojo o de los huesos del cráneo en cualquier especie".

Mientras tanto, las multas por violar lo estipulado en estos estatutos tienen topes en los 1.500 pesos para personas naturales y 4.000 para entidades con personalidad jurídica, en diversos delitos como "inducir al enfrentamiento entre animales de cualquier especie" —excepto los gallos—; "circular por la vía pública con un animal sin cumplir con las medidas de seguridad e higiene establecidas"; o "permitir que los animales miccionen o defequen en la vía y espacios públicos, sin efectuar posteriormente la recogida de sus desechos sólidos".

Sin embargo, en un post en Facebook de la activista Beatriz Batista anunciando la noticia del decreto, el usuario Wilfredo González Jr. preguntó: "¿y quién multa al gobierno por el maltrato que sufren los cientos de animales abandonados en las calles de Cuba?"

Algo que fue objeto de crítica en otro post, del activista Manuel Osvaldo Torres Pérez, cuando señaló que "la Ley sigue dando al Departamento Provincial de Sanidad Animal una LICENCIA PARA MATAR a 'los animales abandonados por sus propietarios, poseedores o tenedores que no poseen identificación o aquellos sin control que deambulan en la vía pública, organismos, entidades, centros de recreación, gastronómicos y de turismo o cualquier otra instalación".

El clima en general en torno al decreto es de insatisfacción. La ley, que había sido prometida a los animalistas durante una manifestación que terminó en diálogo con funcionarios del Ministerio de la Agricultura, el pasado 26 de febrero, tardó más de un mes en salir a la luz y deberá esperar otros tres para entrar en vigor, según lo establecido en la Constitución cubana.

Para algunos animalistas, la cercanía de la publicación del decreto con la fecha del Día del Perro es provisoria por parte del régimen, con el fin de evitar una manifestación de las que la comunidad defensora de animales han venido desarrollando en los últimos tres años, como vía para canalizar sus demandas.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario