Perro cubano
Perro cubano callejero. | Imagen: Facebook

La aprobación de esta Ley representa uno de los mayores logros obtenidos por los defensores de los animales en Cuba quienes han intensificado su lucha en los últimos dos años.

Este viernes fue aprobado en Cuba el Decreto-Ley de Bienestar Animal, según un comunicado publicado en el sitio web del Ministerio de Agricultura (MINAG).

"El Decreto-Ley aprobado hoy tiene como premisas fundamentales la conservación de la diversidad biológica; la cultura general integral de la población (incluyendo el conocimiento, los valores éticos, la toma de conciencia y el respeto a los animales) y la necesidad de evitar malos tratos, abuso y crueldad sobre los animales, como seres sensibles que experimentan dolor y placer", se lee en el comunicado del MINAG, que no hace mención a la lucha emprendida por el movimiento animalista independiente cubano, intensificada en los dos últimos años.

Según la institución, la base y antecedente del nuevo Decreto Ley fue la Política para el Perfeccionamiento del Sistema de la Sanidad Animal, de mayo de 2018. Aunque aún no se ha publicado de manera oficial, el hecho representa uno de los mayores logros obtenidos por los defensores de los animales en Cuba, quienes se plantaron el pasado día 19 frente a la sede del MINAG y lograron acordar con los funcionarios la aprobación de la esperada ley para antes de finalizado febrero.

Lo que sigue es la redacción definitiva del decreto en el siguiente número de la Gaceta Oficial de la República, y su entrada en vigor a partir de los 90 días de esa publicación. Entre los aspectos que se incluirán en la ley, el MINAG adelantó que tratará el tema de la medicina veterinaria, la experimentación científica en animales, la eutanasia y sacrificio de los animales, el trato a los animales de granja y los afectivos, las normas que rigen a Zoonosis y el uso de animales para deportes o entretenimiento, así como contravenciones, multas y decomisos para quien viole lo establecido.

Javier Larrea, activista cubano por los derechos de los animales.
Javier Larrea, activista por los derechos de los animales. | Imagen: Facebook

Varios activistas y algunas de las voces más notorias en la lucha por los derechos de los animales en Cuba han celebrado la noticia desde ayer. Javier Larrea, director de Bienestar Animal Cuba y de la revista El Refugio, fue de los primeros en manifestarse al respecto, señalando que "se aprobó el decreto", pero "la lucha sigue".

Esta declaración de Larrea ha recibido el eco de la comunidad animalista independiente, quienes ahora se mantienen a la expectativa de la funcionalidad de la ley y abogan por una campaña educativa que concientice a la sociedad cubana en el reconocimiento de estos derechos, algo reclamado por los animalistas y que no cabe en un decreto.

 

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Comentarios:


virginia1963@n… (no verificado) | Dom, 28/02/2021 - 19:38

Aún no hemos podido leer todo lo que se regula en cuanto al bienestar animal; pero creemos que la lucha comienza ahora,que no se convierta en letra muerta,nada,en los próximos días podremos observarlo.

Adriana Bárbar… (no verificado) | Dom, 28/02/2021 - 21:28

Esta es una importante victoria de nuestro movimiento animalista después de 33 años de lucha para que se legisle en materia de bienestar y protección animal.

Fue en 1988 cuando la Asociación Cubana Protectora de Animales y Plantas (ANIPLANT) presentó al Ministerio de la Agricultura el primer anteproyecto de ley para que fuese discutido y aprobado en la Asamblea Nacional; nunca llegó ahí, como no llegaron las otras tres propuestas, la última elaborada en 2007 por la ANIPLANT y el Consejo Veterinario de Cuba.

Ahora el sueño se empieza a cumplir, gracias al empeño y esfuerzo de un movimiento animalista muy heterogéneo y muy unido en su finalidad. Estamos conscientes que es solo un primer paso, muy importante, de los muchos que deberemos dar como movimiento animalista, sociedad y país, para garantizar verdaderamente el bienestar y la protección de los animales.

Queda por delante, cuando se publique en la Gaceta Oficial el texto, leerlo con sentido crítico y abarcador, reconociendo tanto los avances a tono con el mundo moderno, como las lagunas u omisiones que deban ser corregidas para mejorarlo. Y muy importante el ser todos parte activa en su cumplimiento y en la exigencia del rol que cada actor social deberá tener en ello. ¡Enhora buena por los sin voz cuyas voces somos los animalistas!

Añadir nuevo comentario