Poesía colombiana | Invernadero

"..Se libera de su inexistencia para ser la prueba / Fehaciente / de una voz que ha dormido y ya no duerme más. / Sobre la superficie se extiende, / cicatriz ineludible de las heridas / que no han podido sanar...".

Pared hecha de libreros con una puerta en el medio.
“Hoy a las cinco y media de la tarde / un poema / florece en el silencio de la biblioteca…”. | Imagen: Pixabay

Hoy a las cinco y media de la tarde

un poema

florece en el silencio de la biblioteca.

Se libera de su inexistencia para ser la prueba

Fehaciente

de una voz que ha dormido y ya no duerme más.

Sobre la superficie se extiende,

cicatriz ineludible de las heridas

que no han podido sanar.

(Han faltado conjuros para curarlas)

Un minuto después se seca,

produce la dura cáscara que tapa la carne viva

y de ella queda

este rebelde rastro.

 

(Publicado originalmente en la antología Más allá del miedo es mi casa “Mujeres poetas contra la violencia” (Ediciones Deslinde, Madrid, 2021).

Clara Eugenia Ronderos
Clara Eugenia Ronderos

(San Gil, Santander , Colombia, 1955). Poeta, cuentista y crítica colombiana que emigró a los Estados Unidos en 1998. Actualmente es profesora en la Universidad de Lesley. En 2010 ganó el Premio de Poesía Carmen Conde por su libro Estaciones en el Exilio.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.