Artesanías de fibra. Foto: Francis Sánchez
Imagen: Francis Sánchez

EN LA CLARA SOLEDAD

Detrás de la ventana,

la nieve blanca.

La oscuridad de la noche,

como el clamor de lo posible,

perfila un ámbito

tan solo

como mi alma.

 

HISTORIA DE PATRIA

Soplo de orquídea pensativa,

que en mi alucinada entraña permanece

adormecida en el azul.

Ansias de olas quebradas por

ambos lados del alma.

 

Túneles de esperanza se ahogan

en el sudor, que cava pétalos desteñidos.

Verdes gemas talladas de sangre.

Necios que buscan calma.

 

PASAJERA DEL SILENCIO

Curiosamente,

aun cuando cedía sus espacios,

empezaba a ser, a vivir.

A vivir diferente, pero a vivir:

con sus valores y sus simplezas.

 

No quería recompensas.

No quería sacrificios.

Sólo buscaba dentro de sí

su sendero,

su deseo y su querer.

 

Finalmente el pringo de su ser

para disfrutar como un alienado.

 

EMPIEZA AL ABRIR EL DÍA

Florece el jacinto,

como el mordisco fresco

de una caricia en el umbral.

Suspirando se encoge.

Se cuela disfrazado el desatino

en el largo, estrecho,

oscuro corredor del silencio.

 

Huyen del olvido las manos

ungidas de viento.

 

Es un turpial alegre que rapta

a la esperanza dormida.

Vela por el infante,

y arrulla su sueño

de inocente nostalgia.

 

INICIACIÓN

Vestía ilusiones en el hilo del jirón,

latiendo que soñaba acariciar

esa huella. Rompía celofanes,

en medio de un círculo de humo.

 

Abrigaba su arcilla

exudante, contemplando

espacios ovales.

 

Regresan las olas escarpadas,

corren el camino largo

sin estorbos.

Murmullos tersos llueven

haciendo crecer el espacio,

también la esperanza.

El rincón se ha perdido

en la hojarasca,

pero no importa

si en la distancia de la nieve,

se ven los copos por la ventana.

 

TELAS DE ARAÑA

En el claroscuro del patio,

duerme el tedio solitario su ardid.

 

Amamanta el sol una flor de coral

que exuda su recuerdo,

donde la ruina se asoma a una llanura

de sal, con encajes de calandria

en sábanas de lino blanco.

 

RONDAS DE HOJAS Y DE ENANOS

Yerto está el guayabo y la fuente vierte hojas.

Sólo hojas de árboles muertos.

No, no “estaba la Marisola sentada en su jardín

abriendo una rosa y cerrando un clavel”

“somos los estudiantes que pasan por ahí”.

 

Como Alicia dibujo en la ventana

caras y elefantes, hombres emolientes

bajo el arco de la luna dormida,

tantas caras como ramas tiene la acacia.

El paño del temor absorbe.

No respira. Asume la muerte

con el ruido de la ola cuando el mar se encoge.

 

Los zapaticos se agazapan bajo la cortina pesada.

No advierten el mascarón agitado de miedo.

Con estos ojos que desesperan en el entorno del crepúsculo

alienta pisadas que buscan sin hallar su espanto.

Camina hacia la lluvia de la mano del muñeco negro

pasa por encima de la tinaja donde guardan

los corazones

de los enanos que se fueron a la guacherna.

 

¿Te acuerdas? ¿De la tinaja? ¡No, de los enanos!

 

Recuerda que se fueron por el tubito verde

donde enroscaba la manguera

Petronita la sirvienta.

 

Me acuerdo del altillo de pajaritos negros

de papel crespón colgados boca abajo de los maderos

que no son de alfandoque, ni son los de San Juan.

 

Lleno de luz y telarañas acomoda locura en sus paredes.

Allí el gabán que cuelga del perchero es de vidrio.

No encuentro aserrín. Tampoco al carpintero.

Pero huelo la cola de pegar madera

y vuelo con mi alma en un dedal de sal.

El delantal de mi disfraz de holandesa está arrugado,

y el fotógrafo callejero no está.

Se ha marchado con la aguja y el hilo de oro

que enhebra mis sueños.

Mayra Margarita Mendoza en revista cultural cubana Árbol Invertido
Mayra Margarita Mendoza Torres

(Cartagena de Indias, Colombia, 1955). Psicóloga de la Universidad del Norte de Barranquilla, Colombia. Maestría en Psicoanálisis, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Ha publicado, entre otros, los poemarios: Marcas de sal (Ed. Tierra Firme, Buenos Aires, 2001), Calambuco de orquídeas (Ed. Tierra Firme, Buenos Aires, 2002), Cocos de barro cocido (Ed. Apidama, Bogotá, 2003), Antología de la poesía cósmica de Mayra Margarita Mendoza Torres (Frente de Afirmación Hispanista, A.C., México, 2004).

Comentarios:


Maricruz Patiño (no verificado) | Mié, 06/07/2016 - 00:38

Me gusta mucho la poesía de Mayra, gran amiga y me dio un gustazo verla publicada en su revista, saludos

Añadir nuevo comentario