Animalistas cubanos protestan
Animalistas cubanos protestan frente al Ministerio de la Agricultura. | Imagen: Facebook

Las estrategias para acallar a los defensores de los animales en Cuba van desde las injurias y la difamación hasta el envenenamiento de animales protegidos.

El intercambio sostenido por varios defensores de los animales en Cuba y funcionarios del Ministerio de Agricultura (MINAG) este viernes ha sido noticia. Luego de una Declaración en sus redes sociales, una veintena de animalistas consiguieron llegar frente a la sede del MINAG para desarrollar una protesta pacífica en demanda de la postergada Ley de Bienestar Animal.

Vestidos de negro como señal de luto, y con carteles de «¿Dónde está la Ley de Bienestar Animal?», el grupo consiguió hacerse notar tras una rápida difusión en las redes, y la espontaneidad del acto.

Fotos compartidas en los perfiles de Beatriz Batista, directora de El Refugio, y otros, daban cuenta de lo que sucedía a las puertas de la institución. 

La propia Batista hizo público el momento en el que las autoridades accedieron a conversar con los manifestantes, intra muros. Entonces una transmisión en directo, vía el Facebook de la joven, sirvió para escuchar los primeros instantes del diálogo que encabezó, por parte del MINAG, el viceministro primero Ydael Pérez, el director de Sanidad Animal, Yobani Gutiérrez; el director jurídico del Ministerio, Orlando Díaz y el jefe del Departamento de Comunicación, Luis Montero.

Dicha trasmisión fue interrumpida en algún momento por uno de los funcionarios presentes, lo que dejó en evidencia lo que muchos sospechábamos: que la iniciativa no había sido "aprobada" por las autoridades, sino un descuido en su vigilancia. Una de las protagonistas de la protesta, Keyla Torres, testimonió luego que, a pesar de la invitación a conversar, el ambiente era tenso por "tanta gente custodiando la entrada de 20 personas".

«Fui con mucho miedo», declaró Torres en su Facebook. «Ver como salían decenas de personas de un edificio grande, a la defensiva, ver nuestros cuerpos menudos sosteniendo un cartel, que nos tomaran fotos desde las ventanas y que gritaran consignas que nada tenían que ver con nuestra presencia allí me hizo temblar". 

Ely Justiniani Pérez, otra de los presentes,  contó en Facebook cómo al llegar esa mañana al MINAG "una masa de gente esperaba una orientación. '¿Qué hacían allí esos chiquillos? ¿Cómo debían responder?'. En un arranque espontáneo (creo) alguien sacó una bandera y comenzó a lanzar vítores. Lo siguieron otros que creyeron que con un acto de repudio ganarían la estimulación del mes. Pero la tensión duró poco". 

Este momento narrado por las activistas tuvo su paralelo en las redes, tras saberse de las detenciones del periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho y de la protectora Merlyn Cruz Acosta. El panorama, hasta la invitación a dialogar extendida por la institución, parecía emular lo acontecido el 27 de enero pasado frente al Ministerio de Cultura, cuando una cantidad similar de jóvenes fueron apresados y violentados por el régimen.

Por suerte no trascendió, y las turbas, que ya se habían amotinado, fueron dispersadas en el edificio, según revelan imágenes divulgadas por los activistas. 

En un post de Facebook, el perfil que se hace llamar Lara Crofs publicó algunas de estas instantáneas y un video: Acá les comparto, “la buena atención” que les esperaba a los animalistas, calles trancadas, la SE (Seguridad del Estado) por todos lados, y las guaguas listas con sus marianas, para molerte si es necesario", escribió.

Sin embargo, el diario Granma, el sitio oficial del Ministerio de Agricultura y el Noticiero de la Televisión Cubana presentaron el intercambio como un "diálogo constructivo", eludiendo toda señal de la protesta que lo anticipó y del operativo policial montado en los alrededores del edificio.

"El 'diálogo' diáfano que presentó el Granma ya sabemos que estuvo marcado por un operativo policial alrededor, detenciones, actas de advertencias. En fin, una película que ya hemos visto.
En este guion, generalmente lo que viene detrás son las visitas de la Seguridad del Estado a las casas de los participantes en la protesta, para presionarlos y tratar de buscar líderes", declaró el periodista José Raúl Gallego en su cuenta de Facebook al referirse a los sucesos.

En reiteradas ocasiones, los animalistas han denunciado haber recibido acoso y vigilancia policial por sus actividades. A pesar de lo cual se han mantenido firmes en su lucha por la aprobación de una Ley de Bienestar Animal, mientras aún no existe una que los ampare cuando deciden manifestarse en pro de su causa.

El diálogo dentro de la institución, en el que se se habló de Aniplant, Zoonosis, y de la necesidad de educar a la sociedad en el respeto a los animales, puede considerarse como un éxito más del movimiento animalista, que confía en la promesa de los funcionarios presentes de sacar a luz antes de que culmine febrero la ansiada Ley.

Este hecho hizo salir esperanzados a los que en la mañana de ayer fueron indignados a exigir sus demandas frente al MINAG. 

"No sé que pasará mañana, llámenme ingenua si desean, pero hoy duermo más contenta. Espero que no nos decepcionen", escribió en su testimonio en redes sociales Justiniani Pérez.

Y lo que pasó hoy fue lo que muchos temían que pasara.

"Luego de la aparente victoria ayer al presentarnos frente al Ministerio de la Agricultura exigiendo una respuesta sobre el Decreto Ley de Bienestar Animal, esta es la respuesta oficial tras un diálogo "respetuoso y civilizado" con los funcionarios. Una patrulla policial frente a nuestro edificio y forzado arresto domiciliario. Ya ayer comenzó una campaña difamatoria desde un perfil falso contra l@s activistas Beatriz Batista y Omar Mena", escribió Verónica Vega en un post de Facebook compartido con su esposo Yasser Castellanos y otros protectores que participaron en el intercambio con la institución.

Por su parte, Batista denunció el acoso contra su persona mediante mensajes de agresión, la invasión de la privacidad y la difamación: "Me informa un amigo de Facebook que crearon un perfil falso con mis fotos. POR FAVOR, DENÚNCIENLO PORQUE NADA BUENO ES. AYER DURANTE LA REUNIÓN EN EL MINISTERIO DE LA AGRICULTURA INTENTARON HACKEARME MI CUENTA DOS VECES COMO MISMO HA OCURRIDO EN LA ÚLTIMA SEMANA", posteó esta mañana la activista, con el hashtag #NoNosVanACallar.

"¿Se puede creer en una conversación que deriva en acciones que descalifican a una parte de los interlocutores? ¿Se puede creer que hay una voluntad política de cambio?", reflexionaron la pareja de cuidadores Vega-Castellanos luego de conocer estos sucesos. 

En los que va de año, las estrategias del régimen para acallar a los defensores de los animales van desde las denunciadas por Gallego hasta el envenenamiento de animales protegidos por los activistas, como sucedió a los defensores Leydi Laura Hernández y Javier Larrea, en Santa Clara.

Recientemente los animalistas desarrollaron una campaña para que las autoridades aceptaran el ejercicio autónomo de la medicina veterinaria, consiguiendo un consenso legal que apareció constatado en las últimas disposiciones jurídicas de la isla. 

La lucha por la Ley de Bienestar Animal sería otro escalón en la batalla que intensamente desarrollan los animalistas desde hace dos años. Cabe recordar que en 2019 la marcha por los derechos animales marcó un precedente en el activismo libre de la ciudadanía cubana al reunir a cientos de personas en el centro de La Habana. No es una minoría a desestimar, y el gobierno lo sabe.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions. CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.