Rafael Vilches
El escritor cubano Rafael Vilches Proenza. | Imagen: "Otro Lunes"

En el interrogatorio, la Seguridad del Estado lo amenazó con sanciones entre 8 y 10 años, por estar incitando a "rebelión nacional" en las redes y por tener amigos "peligrosos".

"La entrevista, por llamarlo de alguna manera, transcurrió con bastante calma, aunque me hicieron saber que no les iba a temblar la mano si tenían que detenerme, que estaba incurriendo en delitos que podían ser sancionados entre 8 y 10 años, por estar incitando a 'rebelión nacional' en las redes, por tener amigos 'peligrosos'", declaró a este medio el escritor cubano Rafael Vilches Proenza, luego de salir de una citación oficial de la Seguridad del Estado (SE).

El escritor recibió la víspera la citación oficial de la policía política para presentarse este 17 de mayo en Instrucción Provincial del Ministerio del Interior, en la ciudad de Las Tunas, donde reside. La nota estaba firmada por el primer teniente Alexander Rodríguez Sánchez, de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Sin embargo, ya se sabe que es un protocolo de las fuerzas represivas en Cuba citar bajo el nombre de un agente de la PNR para interrogatorios con la SE.

"Eran tres oficiales. Hubo una que dijo que le gustaba mi poesía, que no trataba de 'contrarrevolución', pero que mis novelas no se las podía tragar porque eran 'contrarrevolucionarias'", esclareció Vilches, quien conversación con Árbol invertido nos hizo saber que la entrevista duró poco más de una hora.

Con un perfil activo en redes sociales como Facebook —la más seguida en Cuba—, el prolífico autor de 56 años no ha cesado de apoyar las causas de activistas, periodistas y artistas independientes en el país, continuamente agredidos por la represión del régimen. Él mismo, en varias ocasiones, ha sido víctima de los desmanes de la dictadura, que el pasado febrero le impuso una multa por participar en una protesta pacífica junto en un mercado de Las Tunas.

"Eran tres oficiales. Hubo una que dijo que le gustaba mi poesía, que no trataba de 'contrarrevolución', pero que mis novelas no se las podía tragar porque eran 'contrarrevolucionarias'"

Natural de Granma, pero con un bagaje de exilado por las provincias del interior cuya odisea abarca ciudades como Santa Clara, Holguín y Las Tunas, Vilches se ha mantenido trabajando en su literatura, tras ser expulsado de los principales espacios oficiales por su postura a favor de un proceso de democratización de la sociedad cubana.

Recientemente publicó su novela Sálvame si puedes (Ediciones Puente a la Vista, Miami, 2021), y es además autor de más de una decena de libros, la mayoría de ellos censurados en la isla por su contenido crítico del sistema político imperante. En obras como las novelas Ángeles desesperados (Ediciones Bayamo, 2001) e Inquisición roja (Neo Club Ediciones, Miami, 2017), o el poemario Café amargo (Neo Club Ediciones, Miami, 2014) el poeta y narrador ha trazado un mapa de la asfixiante realidad del cubano de hoy, ante la represión del gobierno socialista.

Ante de ser un proscrito de la cultura establecida, el escritor había sido merecedor de notables reconocimientos como el Premio Nacional de Poesía Manuel Navarro Luna (2004), además de figurar en numerosas antologías de la narrativa y la poesía contemporáneas en el patio. Un éxito que ha seguido cosechando en la actualidad con premios como el "Reinaldo Arenas", de narrativa, en 2020, otorgado por la fundación Puente a la Vista en el exilio cubano estadounidense.

Desde la denuncia en Facebook de su citación, varias personas se solidarizaron con el intelectual y manifestaron su apoyo, entre ellos varios colegas como el escritor, crítico literario y periodista Amir Valle o el multipremiado narrador Marcial Gala.

"Todos sabemos que Vilches es un hombre íntegro, honesto y que jamás ha delinquido. Lleva años engrandeciendo con su obra la cultura cubana... Y ojalá los 'colegas' que lo conocen bien allá en Cuba, levanten sus voces y adviertan a quien sea necesario de que sería un escándalo y una vergüenza inventar cualquier patraña contra un ser tan honrado, valiente y sincero como Rafael Vilches...”, sostuvo Valle, autor del bestseller Habana Babilonia y actualmente exiliado en Alemania.

Por su parte, Gala, Premio Alejo Carpentier (2012) y Premio Nacional de la Crítica en Cuba, manifestó que Vilches "no ha robado, ni desfalcado, ni desviado recursos de la empresa donde trabaja porque, que yo sepa, su empresa es él mismo, tampoco es un chófer ladrón de gasolina y taxista clandestino que comparte ganancias con su jefe, ni un funcionario del estado de los que promete un futuro comunista feliz que nunca llega y mientras tanto alardea de Mercedes Benz o se va a Grecia o Turquía de vacaciones, por tanto: no sé qué querrá la policía con alguien que lleva años, siglos, dándole  su vida a la cultura de Cuba”.

El hostigamiento contra escritores e intelectuales mediante interrogatorios en sedes de la SE, o en su defecto, en oficinas asociadas, como ha sido el caso las de Inmigración y Extranjería, es una práctica habitual del establishment policial de la isla, que en ocasiones llega a incluir a familiares y allegados a las personas involucradas, o la planificación de las "entrevistas" en fechas críticas para el entrevistado. Este lunes, según publicó Vilches, es el cumpleaños de su madre, por lo que es difícil suponer una mera coincidencia su interrogatorio, por parte de quienes pretenden controlar las vidas de los cubanos.

"A pesar de todo, no se puede dejar de sonreír, porque si la tristeza te alcanza, te mata, y no nos podemos dejar morir por la tristeza, ni por nada. Besos y abrazos a todos, y a levantarse con una sonrisa para poder luchar", dijo el escritor en un mensaje para los que han seguido de cerca su situación.

 

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.