Pixabay  censura
Imagen: Pixabay

La sección destinada a las actividades de información y comunicación, prohíbe de manera explícita la “edición y maquetación de libros, directorios y listas de correos, periódicos, tabloides y revistas en cualquier formato o soporte”.

La posibilidad de ejercer el periodismo independiente en Cuba quedó anulada ayer, tras la publicación de una lista de 124 actividades ilícitas para el sector privado, según el Clasificador Nacional de Actividades Económicas (CNAE) en el país, publicado en el sitio de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI)

Específicamente la sección X, destinada a las actividades de información y comunicación, prohíbe de manera explícita la “edición y maquetación de libros, directorios y listas de correos, periódicos, tabloides y revistas en cualquier formato o soporte”.

Esta sección, que cuenta con 10 acápites que regulan un tipo de actividad cada uno, prohíbe además la producción audiovisual y cinematográfica, así como la exhibición pública de materiales ya elaborados.

La programación y transmisión de radio y televisión, y en general de todo tipo de telecomunicaciones alámbricas, inalámbricas o satelitales, queda también oficialmente vedada, si bien se trata de una prohibición absurda, dado el monopolio que el estado ejerce sobre el acceso a estos medios.

Otras actividades de índole más cultural se incluyen en esta apartado, tales como la “programación cultural de la música, las artes escénicas, el libro, las artes plásticas, el cine, el patrimonio cultural y el trabajo comunitario”.

La contravención del “procesamiento de datos, hospedaje y actividades conexas”, y la imposibilidad de crear agencias de noticias pasan el pestillo a la puerta para el ejercicio privado de la comunicación social en la isla.

Fuera de esta clasificación, en el punto 110 se esclarece con todas las letras que quedan ilegalizadas las “actividades de periodistas”.    

“Seguiré haciendo periodismo independiente… cuando empecé estaba prohibido… ahora está prohibido… mañana parece que estará más prohibido… lo único que no cambia es mi resolución personal de informar, contar y reportar sobre esta isla”, posteó en Facebook la periodista independiente Yoani Sánchez, a propósito del listado, y aseguró que “la realidad empuja y quiebra los decretos”.

Por su parte Jancel Morero manifestó en su cuenta de Facebook que esto "no es nuevo, solo que ahora queda bien claro. Se prohíbe el ejercicio del periodismo de forma independiente, y no necesariamente a un medio 'opositor'. Por ejemplo, usted tiene una idea para una revista de moda, música, comida. Todo eso queda prohibido"

El periodista Héctor Luis Valdés también se expresó al respecto: "Cuba, con esta esperada prohibición de la prensa independiente, pretende lo que desde hace meses esperamos, otra Primavera Negra. No bastó con los más de 20 multados por el inconstitucional decreto ley 370, con el 349, ahora penaliza la libertad de expresión. En todo el sentido de la palabra. Es válido recordar que el desgobierno cubano firmó la carta universal de los Derechos Humanos en la que está incluido el artículo 19: 'Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión'." Y culmina:  "Amordazado o no , seguiré expresándome. No aguanto una censura más, un atropello más y mucho menos otra arbitrariedad más".

La lista fue anunciada ayer en el sitio web del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y ha desatado una polémica en redes sociales. Sobre todo cuando en los últimos meses el oficialismo ha dirigido una campaña mediática contra la prensa libre en Cuba, en un intento de criminalizar el ejercicio de informar y recibir un salario por ello.

 

El periodista independiente Héctor Luis Valdés, con una mordaza expresando su descontento.
Imagen: Facebook

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario