Mujeres Cubanas en las calles de La Habana
Mujeres cubanas por las calles de La Habana. | Imagen: Francis Sánchez

La académica feminista Ailynn Torres Santana expresó que contra la desigualdad que habilita la violencia machista es necesario con urgencia una Ley Integral que proteja a las mujeres cubanas.

"Necesitamos una Ley Integral que asegure que las estrategias y acciones de lucha contra la violencia no sean fragmentadas, focalizadas, lentas como si las víctimas pudieran esperar", escribió este sábado 6 de marzo en su perfil de Facebook la investigadora y activista por los derechos de la mujer, Ailynn Torres Santana.

La también colaboradora de OnCuba hizo un llamado en redes sociales en un momento en el que Cuba registra al menos siete feminicidios en lo que va de año, y ante el aplazamiento de la Ley Integral contra la Violencia de Género, fijado en el cronograma legislativo de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) para el 2028.

La propuesta de ley fue presentada a la ANPP el 21 de noviembre de 2019, por cuarenta mujeres a las que se le unieron más de 900 firmantes de la ciudadanía. Sin embargo, y a pesar de las conversaciones sostenidas por integrantes de la plataforma de apoyo a las víctimas de violencia de género YoSíTeCreo y funcionarios estatales, la legislación que protegería a las mujeres en Cuba se hace esperar, en un contexto en el que la violencia machista en el país está en ascenso.

La solicitud a la ANPP incluía tres puntos fundamentales:

—Incluir en el cronograma legislativo previsto en la disposición décimo tercera de la vigente Constitución de la República, la elaboración de una Ley Integral contra la Violencia de Género.

—Constituir un grupo asesor cuya composición sea de conocimiento público, integrado por personas con trabajo en el tema, que acompañe el proceso de redacción del proyecto de Ley. Solicitamos que en el grupo haya representación de distintas regiones del país y sectores sociales.

—Recibir y procesar propuestas de la ciudadanía en el proceso de elaboración de la Ley Integral contra la Violencia de Género.

"La violencia machista no es solo un problema cultural, ni doméstico, ni de los medios de comunicación, ni del desigual acceso a recursos, ni de sobrecarga de trabajo que tenemos las mujeres y nuestra menor autonomía económica. Es todo eso a la vez, y más", aclaró Torres Santana en su publicación.

Una declaración conjunta de la Red Femenina de Cuba, la revista feminista Alas Tensas y YoSí TeCreo denunció en febrero el estado de emergencia que vive la isla, con 29 feminicidios registrados en 2020, varios feminicidios infantiles y casos de abusos e intentos de feminicidio contra mujeres y niñas. Lo que va de 2021 parece confirmar las previsiones de las organizaciones feministas independientes, que prevén un aumento de tales incidentes para este año; el más reciente reportado este jueves 4 de marzo.

La declaración abogó por la Ley Integral y pidió el cese de la criminalización del activismo feminista, otro de los obstáculos en el camino por combatir y prevenir la violencia de género en la isla.

Varios funcionarios de instituciones afines al tema, como la directora del estatal Centro Nacional para la Educación Sexual (CENESEX), Mariela Castro Espín, han declarado que la aprobación de la ley deberá pasar por un proceso de creación de comisiones, para analizar su inclusión dentro del marco jurídico constitucional.

La propia campaña #UnidasPorNuestrosDerechos, lanzada el 20 de noviembre pasado por varias de las plataformas que abogan por la aprobación urgente de una Ley Integral, ha acudido a la institucionalidad para trabajar en conjunto en pos de alcanzar objetivos concretos, como quedó patentizado este 19 de febrero en la carta abierta a la Sra. Tamara Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), difundida por la Red Femenina de Cuba.

La carta apoyó la llamada “Propuesta de Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres”, y reconoció algunos de los logros de esa política gubernamental impulsada por Amarelle Boué, como la habilitación de la línea telefónica 103 para reportar casos de violencia de género, y otras acciones. Al mismo tiempo se exigía la ratificación del "Estado de Emergencia Nacional” declarado con anterioridad por la sociedad civil.

Torres Santana, quien también elogió los adelantos en ese sentido, manifestó que: "Todo eso necesita una Ley. Basta de eufemismos. Una Ley nos ayudaría a darle cuerpo y certeza a esas acciones y a otras que faltan. Basta de Decretos. Queremos Leyes. Leyes que protejan esos contenidos, que no puedan subirse y bajarse del cuerpo normativo con facilidad, que no dependen de buenas o malas voluntades."

Este 5 de marzo, un día después de que el país registrara su séptimo feminicidio en los que va de año, la FMC anunció la próxima creación de un Observatorio de Género, según informó EFE, a propósito de una conferencia de prensa de Amarelle Boué.

La garantía de cifras oficiales actualizadas de asesinatos por razones de género ha sido una de las peticiones constantes de la sociedad civil en el activismo feminista en los últimos años, presentes en la propuesta de Ley Integral, y en la declaración conjunta y la carta mencionadas con anterioridad. A las que también se unen exigencias de otras organizaciones como Alianza Cubana por la Inclusión. Una exigencia que centró el discurso de la escritora Wendy Guerra en el diálogo que varios artistas y miembros de la sociedad civil cubana sostuvieron el pasado 26 de febrero con parlamentarios europeos.

No obstante los avances de un lado o del otro, la ansiada ley tendrá que engrosar la cola de las 107 normas jurídicas a aprobarse en 2028. El aplazamiento de leyes, principalmente en el caso de las demandadas por la sociedad civil en Cuba, es una de las estrategias del régimen totalitario para mantener un férreo control sobre todos los actores de la sociedad, del que no escapan las activistas feministas cuyas acciones han sido demonizadas en varias ocasiones en la prensa oficial, como ocurrió en al artículo publicado Revictimizada mil veces en el periódico Granma por el periodista Javier Gómez Sánchez quien expresó que "la mediatización del feminicidio en las redes sociales se ha convertido en uno de los recursos más explotados por la maquinaria de medios digitales financiados por Estados Unidos para la guerra comunicacional dirigida hacia la sociedad cubana”, además de banalizar en su comentario las muertes de las mujeres cubanas por violencia machista.

"A quienes coordinan y dirigen las instituciones estatales y paraestatales: no será un fracaso para ustedes asegurar una Ley Integral contra la violencia de género, por el solo hecho que haya habido una iniciativa de la sociedad civil que la pidiera en el 2019. Todo lo contrario. A la sociedad civil: no es posible lograr la efectiva protección de las víctimas, todas nosotras, sin que haya una estrategia institucional", declaró Torres Santana en su post.

La académica de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y miembro de la Fundación Rosa Luxemburgo, finalizó su escrito de manera enérgica, manifestando que "el 8M (8 de marzo) en todos los lugares del mundo, y en Cuba, merece paro, merece huelga, merece repertorio de acciones colectivas. Merece dejar de mirar el ombligo propio. Merece que dejemos de morir de éxito y que llamemos a las cosas por su nombre: contra la desigualdad que habilita la violencia machista: Ley Integral".

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario