Escritor y periodista Yoe Suárez
Escritor y periodista Yoe Suárez | Imagen: Diario de Cuba (DDC)

El pasado sábado 2 de mayo el periodista y escritor cubano Yoe Suárez fue citado por cuarta vez desde principios de enero para ser interrogado por la Seguridad del Estado cubana.

Según denunció el reportero a través de su perfil en la red social Facebook, el día 1 de mayo se presentó en su casa el capitán Durán, Jefe de Sector de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), con el objetivo de citarlo para la estación de policía de Siboney, municipio Playa, al día siguiente.

En la conversación que sostuvo con el agente resultó sospechoso que en primer lugar presentara otros motivos para justificar la citación: “Dice que "hay quejas" por la construcción en mi casa. Le pregunto de dónde vienen las quejas. Dice que no es importante, que pueden ser anónimas” cuenta el reportero.

Confiesa que le pareció dudoso este argumento desde el inicio, pues en su vivienda no se ha realizado ningún tipo de reforma durante los últimos dos años, por lo cual comprendió rápidamente que el motivo de esta nueva citación estaba más relacionado con su trabajo como periodista independiente que con otro asunto.

El agente, al parecer buscando la forma de incriminarlo por otra vía le pidió explicaciones por un montón de arena que se encontraba apilada a la entrada de la casa. 

“Los materiales de construcción que señala se adquirieron mediante un subsidio. Lo solicitó una familiar para rehacer el techo de la parte donde vive, distinto a donde vivo yo. Todo es legal y tiene poco que ver conmigo. Tras explicarle esto y pedirle que viera a mi familiar para que le mostrara los papeles, insistió en que debía ir a la Estación (policial). Entonces le pregunté si la queja era por la construcción o por mí” relata Yoe en sus redes sociales.

Finalmente al capitán no le quedó otro remedio que reconocer que los motivos por los que lo estaba citando estaban relacionadas con su labor periodística.  

Esto demuestra nuevamente que en Cuba se intentan disfrazar juicos políticos tras delitos comunes, pues como el propio Suárez reconoce “no es improbable, sin embargo, que los órganos represivos del Estado intenten crearme un falso delito común, como lo han hecho ya con decenas de incómodos para el poder, para castigarme por causas políticas. Las causas políticas que se esconden tras repetidas amenazas de sanciones por "usurpación de capacidad legal", "difusión de noticias falsas", y un etcétera tan largo como las chapuzas de las últimas seis décadas”.

Justo una semana antes el reportero denunció que había sido trasladado a una empresa estatal ubicada cerca de su domicilio donde fue sometido a un interrogatorio en el que se le advirtió sobre el Decreto-Ley 370, una disposición que regula el contenido que cada ciudadano publica en sus redes sociales, y también se le comentó sobre el delito de propaganda enemiga, que puede representar hasta 15 años de prisión.

Según su testimonio fue amenazado con multas, con la incautación de su trabajo e incluso con una larga pena de prisión, pero no solo se centraron en él las coacciones. Su madre ha sido citada al menos tres veces en lo que va de año por los mismos agentes con el objetivo de que persuada a su hijo de realizar dicha labor. Su esposa y su hijo de poco menos de dos años de edad también han formado parte de las amenazas.

Suárez ha mostrado preocupación por la obligación de salir de casa para presentarse a estos interrogatorios, que lo ha forzado tanto a él como a miembros de su familia a romper la cuarentena recomendada por las autoridades para protegerse del brote de coronavirus.

La escalada represiva que el gobierno ha ejercido contra los periodistas en el último año mediante regulaciones (prohibición de salida del país), interrogatorios y amenazas ha tenido su punto más álgido en el encarcelamiento del periodista Roberto de Jesús Quiñones Haces, quien se encuentra cumpliendo prisión actualmente.

Desde enero de 2019 hasta la actualidad se tiene registro de al menos 245 residentes en Cuba que han estado o están impedidos de salir del país por motivos políticos, uno de ellos es Yoe Suárez, quien a sus 29 años ha colaborado en diferentes medios de comunicación cubanos, como son Árbol Invertido, El EstornudoDiario de CubaPeriodismo de BarrioHypermedia MagazineOnCuba, entre otros. 

También ha recibido numerosos premios y reconocimientos por su labor periodística y literaria, lo que le ha valido la publicación de diversos libros tanto en Cuba como en el extranjero. 

Logo de Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.