Sitio web de Rafael Almanza: ¿una página de autor?

Rafael Almanza. Imagen de su sitio web www.rafaelalmanza.com
Rafael Almanza. Imagen de su sitio web www.rafaelalmanza.com
Rafael Almanza. Imagen de su sitio web www.rafaelalmanza.com
Rafael Almanza. Imagen de su sitio web www.rafaelalmanza.com

A partir de que a principios del año pasado se notificara la elección de Rafael Almanza Alonso como Premio de Literatura Independiente “Gastón Baquero”, concerniente a la edición de 2017, Árbol Invertido ha venido publicando diversos materiales que conforman un dossier para acercarnos a esta figura esencial de nuestras letras contemporáneas. Su marginalidad y franca oposición al régimen político imperante en Cuba, que en ocasiones le ha valido hasta la cárcel, le trajo aparejado, tal vez, una especie de anonimato, a pesar de los títulos publicados por el autor en la isla. Este silencio fue quebrado con el galardón mencionado, y a partir del cual el autor se ha propuesto, como afirma en las palabras del exergo, poner la lámpara (o el candil) encima de la mesa.

Candil en lo alto es la página web que siempre soñó hacer el poeta, una propuesta estética de gran factura y elevado estilo visual. Lejos del “tós tenemos”, como suele bromear en la conversación cotidiana, la poesía de Almanza nos asalta desde la presentación caligráfica, con muestras de su propia mano, y fragmentos de una notable producción ante la cámara. También en rúbricas caligrafiadas aparecen las entradas a su obra vitalicia: El Amor Universal. El Amor lo compone todo y nos regala la totalidad de su literatura, su periodismo, su obra fotográfica, plástica, cívica, audiovisual, multimedial, y hasta aquellos géneros que traspasan las fronteras de la definición académica, y que Almanza cultiva sorprendemente a sus sesenta y dos años de edad.

El sitio, alojado en la dirección electrónica www.rafaelalmanza.com, comenzó a funcionar en mayo pasado, y fue anunciado desde el perfil de Facebook del autor. Lo cierto es que se trata de un working in progress donde el autor pretende ir actualizando lo relativo a su creación, dispuesta de forma totalmente gratuita como una luz en la oscuridad actual de la patria. Además de las entradas mencionadas a la obra de vida de Almanza, sobresale la inclusión de un blog de periodismo interactivo, el cual ha entrado en vigor por estos días: El observador de Homagno.

Al profundizar en la página encontramos los epígrafes que componen este blog: Palabra Pública e In Pectore. Sobre la división del blog el autor nos esclarece: “Las angustias de mi país me han convertido en periodista independiente. Palabra Pública reúne lo más útil, creo yo, del periodismo que hago en las revistas cubanas de oposición. In Pectore es ya mi periodismo personal, en plenitud de la libertad y la honestidad.”

Pero, a estas viejas angustias del país cabe sumarle las restricciones que el Ministerio de Comunicaciones ha reservado a los sitios digitales en Cuba, apenas un mes después de anunciado Candil en lo alto. Las nuevas resoluciones, publicadas en la Gaceta Oficial del 4 de julio, tan incoherentes como los manidos decretos 349 o el recientemente polémico 373, necesitaron como en los casos anteriores, de un esclarecimiento por parte de la burocracia firmante. Una estrategia que parece repetirse en el panorama político del interior: acrecentar la ambigüedad desviando la atención hacia un sector particular de la población, cuando todos sabemos de qué población se está hablando. Basta preguntarles a los periodistas independientes de OnCuba, censurados a pocos días de enunciada la ley.  

La salvación o la condena por y para la poesía, pareciera ser el testamento poético legado por Martí para quienes, como Rafael Almanza, pretenden mantenerse fieles a ese legado. “¿Qué no haría Martí en la era tecnológica? ¿Qué no harían Lezama, Mañach…?” son algunas de las reflexiones que le ha escuchado decir este periodista al maestro de Rosario 220, una céntrica calle de la comarca camagüeyana. El propio Almanza, estudioso de la tecnología en la obra martiana y una de las voces más sabias en torno a la figura y el pensamiento del Apóstol, fue un entusiasta de los programas de computación en su juventud. Ahora, en plena madurez intelectual y ante la hostilidad imperante en la isla, evoca sus conocimientos de joven para regalarnos el tesoro. Entremos pues, a escuchar su palabra.

Oratoria ante los ángeles era mi palabra de juventud.

Ahora parecen haberse ausentado, y solo me escucho a mí mismo en medio de un silencio atronador.

No sé si ustedes pueden escucharme mejor que los ángeles.

Pero yo no puedo dejar de oír otra palabra: la lámpara no se pone debajo de la mesa, sino en lo alto, para que alumbre.

¿Lámpara o candil?

Tampoco sé, pero cumplo.

Rafael Almanza (Palabras de presentación de la web “Candil en lo alto”)

El poeta Mario Félix Ramírez Méndez

(Camagüey, 1994). Poeta y crítico. Graduado de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Central de Las Villas. Autor del poemario Corolario (Ed. Homagno, Miami, 2019).

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam