Usuarios de la red Snet (La Habana) se movilizan ante su prohibición

SNet protesta 2
Jóvenes de la red SNet protestan en La Habana.
Jóvenes de la red SNet protestan en La Habana. | Imagen: Facebook

Un grupo de usuarios de Snet (Street Network) se reunieron frente al Ministerio de Comunicaciones (MINCOM), en La Habana, para protestar de manera pacífica en contra de la nueva legislación sobre redes inalámbricas aprobada por el Gobierno cubano, que ilegaliza su funcionamiento.

Snet, con más de 15 años de existencia y más de 20.000 integrantes, es una comunidad autogestionada desplegada en diversas zonas de La Habana que conecta miles de computadoras, a través de cables tendidos subrepticiamente sobre las calles y pequeñas pero poderosas antenas de WiFi ocultas en los tejados. De esta forma, brinda servicios informáticos que van desde acceso a las redes sociales, servidores de videojuegos, sitios de compraventa, Wikipedia y noticias, a más de 40.000 usuarios, según sus propios gestores.

La protesta del pasado 10 de agosto estuvo precedida por una reunión en la cual funcionarios del Gobierno informaron a varios usuarios de esa red “la cancelación de los diálogos y la eliminación de un proyecto para colaborar con las autoridades e instituciones cubanas”, comentó el sitio Oncuba.

La comunidad de Snet anunció, a través de su muro de Facebook, la respuesta oficial ofrecida por el MINCOM y demás entidades: “No se van a hacer cambios de ningún tipo a la resolución y no se va a permitir ninguna red como SNet. Todos los nodos que no cumplan las nuevas regulaciones (todos los nodos de SNet) no deben seguir operando o se le enviarán cartas de advertencia a los administradores responsables. SNet desaparece y es eliminada de manera permanente y sin excepciones. Los Joven Club de Computación no realizarán ningún acuerdo, unión, anexión o cooperación con SNet o cualquier nodo".

Esas decisiones fueron anunciadas por un grupo de funcionarios oficiales, entre ellos el subdirector de comunicaciones del MINCOM, David Wong, y tres representantes de los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE), pertenecientes a la oficial Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Las mencionadas instituciones oficiales son las encargadas de aplicar las resoluciones 98 y 99 del Ministerio de Comunicaciones para el ordenamiento del espacio radioeléctrico cubano y su uso por personas naturales, que entró en vigor el 29 de julio pasado y estableció un plazo de 60 días para legalizar los equipos permitidos y respetar los límites impuestos por la normativa.

Si bien esas normas legalizaron por primera vez las redes comunitarias en Cuba, suponen parámetros incompatibles con SNet, como, por ejemplo, fijar la potencia de irradiación en hasta 100 milivatios y permitir el uso de transmisores solo a las personas jurídicas, con lo que el sistema autogestionado pierde su capacidad de funcionamiento.

El anuncio de las nuevas regulaciones generó una serie de protestas en las redes sociales, donde desde hace meses existe la etiqueta #YoSoySNet, a través de la cual se ha estado expresando el desacuerdo con las medidas que decretan la defunción del muy popular servicio.

El diario digital independiente 14yMedio reportó que los representantes de SNet presentaron varias propuestas, entre ellas establecer contrato con el monopolio estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), para que les permitiera llevar la señal inalámbrica de conexión a internet hacia todos los municipios de La Habana donde opera la red independiente.

Los administradores de SNet solicitaron durante semanas la reunión para pedir también una licencia especial que les permitiera operar con potencias mayores que las establecidas por la nueva normativa. La polémica ley estatal legaliza las conexiones inalámbricas que antes operaban en la alegalidad, pero establece unos estrictos límites de potencia con los que podrán operar las antenas y dispositivos que hacen las veces de estaciones WiFi, agregó el diario.

Sobre la movilización para exigir ser escuchados por las autoridades contó Ernesto de Armas, uno de los participantes y usuario de Snet: “Hoy no hubo golpes, violencia, ni demasiada algarabía. Había mucha gente de la Seguridad del Estado, regados por todo el parque. Había una patrulla que estuvo grabando todo lo que estaba sucediendo”, dijo en declaraciones a OnCuba.

“La protesta no es para hablar de política. (…) Se acordó por mayoría que la vía para solucionar esto tiene que ser la más pacífica posible, para poder hacer cumplir nuestras exigencias”, agregó Ernesto de Armas.

Hasta el día de hoy, los nodos principales de las diversas redes que conforman SNet se mantienen activos y brindando servicio a sus usuarios.

Al cierre de este reporte, la administración de Snet anunció una nueva movilización pacífica para el próximo 17 de agosto a las 9:00 am, frente al Ministerio de las Comunicaciones (MINCOM) en La Habana.

La convocatoria fue publicada en su perfil de Facebook:

"Se hace un llamado a todas las personas afiliadas a la SNet de todas las provincias. [...] Luchamos y exigimos tener una SNet autónoma que mantenga el proyecto social que ha tenido durante todos estos años, que llega a tantos hogares y familias cubanas".

Revista Árbol Invertido. Un joven se traga una bandera cubana

La revista Árbol Invertido empezó a crecer, aparentemente al revés, desde febrero de 2005 en el centro de la isla de Cuba. Fundada y dirigida por los escritores Ileana Álvarez y Francis Sánchez en la ciudad de Ciego de Ávila. Tiene su propio canal de video en Youtube. Publicación en defensa de las libertades individuales desde la literatura y el arte. Incluye la obra de ficción, el pensamiento crítico y los testimonios de quienes no están en el poder ni en el rebaño.

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam