Bandera cubana colgada frente a la sede del Movimiento san Isidro.
Bandera cubana colgada frente a la sede del Movimiento San Isidro.

Resumimos algunas impresiones y lecturas hechas sobre el desalojo de Damas 955, cuando aún sigue abierta la interrogante sobre los activistas. ¿Todo terminó, o lo mejor puede estar empezando ahora?

El desalojo de las 14 personas que estaban dentro de la sede del Movimiento San Isidro (algunos en huelga de hambre), incluyendo el periodista Carlos Manuel Álvarez, se produjo la noche del jueves 26 de noviembre. Como parte del asalto policial, la empresa ETECSA, monopolio estatal de las comunicaciones, provocó en esos momentos un "apagón político", pues usuarios desde toda la isla reportaron que no podían acceder a Facebook y que en general la conexión estaba caída.

Los detenidos fueron llevados a la estación policial de Cuba y Chacón, y desde allí después hacia sus casas donde seguirían vigilados e imposibilitados de volver a la calle, menos el artista Luis Manuel Otero Alcántara, porque —según testimonios de otros miembros del grupo— le prohibieron regresar a su casa, en Damas 955, donde habían estado acuartelados más de una semana, y lo querían llevar a la dirección de otros integrantes del grupo, a lo que se habría negado. El viernes en la mañana Otero Alcántara seguía en paradero desconocido.

Muchos intelectuales y artistas cubanos venían solidarizándose de manera inédita con los huelguistas, con sus reclamos o su Derecho a existir, por encima incluso de diferencias ideológicas. No pocos, desde posturas incluso cercanas al gobierno, le demandaban a las autoridades que mostrasen capacidad de diálogo como una apuesta necesaria para proponer un modelo de país mejor. Otros, los menos, se hacían eco de la campaña oficial de descrédito, tratando de menospreciar a los acuartelados y sus demandas, catalogándolos de "falsos artistas" o negando incluso que la huelga fuese real.

Han sido (y son) acontecimientos inéditos en la historia cubana más reciente.

Repasamos a continuación algunas de las principales impresiones y lecturas hechas sobre este desalojo, cuando aún sigue abierta la interrogante sobre qué puede ocurrir en los próximos días con los activistas y con la ola de solidaridad desatada en torno suyo por parte de los cubanos, no solo en la isla sino en muchos rincones del mundo.

 

Periodista Carlos Manuel, en Facebook:

 

Ayer en la noche me llevaron esposado al policlínico de 5ta y 16 en Miramar acompañado por tres agentes de la Seguridad del Estado (les buscaba los ojos y me esquivaban) y me practicaron un PCR (dije que no lo consentía) con un palillo en la boca. Después me trajeron para casa de Mónica Baró. Hoy están los resultados, dicen. Dijeron que tendríamos vigilancia las 24 horas hasta el domingo y, en efecto, acabo de asomarme y hay agentes en las esquinas. Llevo ya muchos años recibiendo, de una forma u otra, asesinatos de reputación por parte de los aparatos de propaganda de este país, pero pueden estar seguros de que nunca nada me ha asqueado y perturbado tanto como ciertas sospechas viles que patriotas de sofá ya están lanzando sobre las posibles intenciones mías a la hora de entrar a San Isidro. Me dan tantas ganas de vomitar que ni siquiera puedo repetirlas. Sé que más de un amigo sabe lo que me costó llegar a Cuba desde NY y el esfuerzo colectivo que pusimos en ello. Sé que, además, en algún momento de mi estancia aquí tendré todavía que rendir cuentas por El Estornudo. Asumo esos hechos porque entendía de antemano adónde venía. Cuento con el apoyo, la camaradería y la confianza del MSI, de los huelguistas y los otros plantados en Damas 955, y cada cosa que dije o expresé para encontrar una solución al conflicto fue previamente consensuada con los huelguistas y los líderes de la protesta. El terror que tuvo que implementar ayer el régimen había sido visto desde antes por nosotros como una victoria, porque sabíamos que si me negaba a hacerme el PCR fuera de allí (cada uno de los plantados y los huelguistas pidieron que me quedara con ellos y no saliera) ellos tendrían que acudir a un punto de violencia que los volvía a desnudar. Fue lo que sucedió. Antes de romper la puerta y de que entraran como una tromba, uno de ellos dijo: «No lo queremos hacer así». Y le dijimos: «Así es como ustedes lo hacen». Por favor, no me envíen ningún otro comentario mezquino que busca destruir mi prestigio y moral, las dos únicas cosas que van conmigo intactas en este cuerpo medio desbaratado que tengo. Me provoca muchísimo dolor, y hoy debo escribir la larga crónica de estos acontecimientos, porque mi mirada y mis apuntes las fuerzas represivas no la pueden confiscar. Mi cabeza no puede trabajar de manera más o menos decente y manejar también tamaña vileza gratuita. Mi pensamiento, y todo lo que ahora mismo puedo llamar yo, siguen en Damas 955 y en esas personas. Algunos, amigos muy cercanos; otros, personas que no conocía pero que ya no podría nunca dejar de conocer. Sigo en Cuba, digo, y sigo puesto.

 

 

Anamely Ramos, profesora de arte:

 

(Video, transmisión en vivo de la profesora Anamelys Ramos. Parada en la puerta de su casa, hay en la calle tres mujeres policías, mientras un hombre vestido de civil la graba a pocos pasos. Al terminar de hablar, sale de su casa con la intención declarada de dirigirse hacia Damas 955 donde han quedado sus pertenencias, pero se ve cómo es detenida y se la llevan en una patrulla.)

 

"Si esto es con nosotros que somos visibles, que tanta gente en el mundo entero y en Cuba está pendiente, qué no pasara con Denís Solís, piensen un poco en eso, de Denis Solís no sabemos nada hace días. Su familia ha ido dos veces a la prisión y no ha podido verlo. Eso realmente nos preocupa mucho. Piensen en todas las personas que ahora mismo están presas, que ahora mismo son presos políticos, y de los cuales no sabemos nada. ¿Qué pasa con esas personas allá dentro? Yo no sé cómo la gente puede dormir tranquila en este país así. Yo no puedo".

 

Yasser Castellanos:

 

(Video, transmisión en vivo desde su casa, pocos momentos después de ser conducido desde la unidad policial de Cuba y Chacón)

"Estoy extrañando a mis hermanos... En mi opinión debe hacerse justicia, pero justicia, deben hacerse juicios, y que la gente pague según la ley, según la justicia. Lo que no podemos es tratar de hacer una nueva Cuba de la misma forma que se hizo en 1959, eso sería un gran error y estaríamos cagándola de nuevo, no podemos darnos ese lujo. Lo que estaba haciendo es para hacer una nueva Cuba. Una nueva Cuba nació, decidió nacer, lo que quiero es que esa nueva Cuba se expanda. En la sede del Movimiento San Isidro estábamos viviendo esa nueva Cuba, yo quiero que crezca y que abarque todo el país. ¿Por qué? Es así como quiero vivir, porque esos días que pasé ahí son los mejores días de mi vida. (...) Aquí estamos conectados (...), nosotros les agradecemos mucho, eso lo sentíamos allá adentro, eso fue el combustible y el oxígeno de nosotros, fue lo que hizo que esa experiencia tan hermosa, que muchos cubanos estábamos conectados, esa es la Cuba que tenemos que hacer, la solidaridad es la palabra clave y es lo que define qué tipo de país hacemos, qué tipo de realidad hacemos. La solidaridad nos la han arrancado, han estado macheteando la solidaridad de los cubanos, usándola como un discurso político vacío (...), pero la solidaridad no está muerta y lo que ha sucedido es una prueba, lo que tenemos que hacer es ejercitarla. Como mismo un grupo de jóvenes de pronto empezó a ir a la estación policial de Cuba y Chacón por una injusticia, pues eso es lo que tenemos que hacer los cubanos, reaccionar ante la injusticia. Cuba no es del gobierno, Cuba es de cada uno de nosotros".

 

La cantante Haydée Milanés, hija del trovador Pablo Milanés, escribió, la mañana del viernes, en su muro de Facebook:

 

Llego a casa y me encuentro con la noticia de que han sacado de forma violenta a todas las personas que se encontraban desde hace varios días en la sede de San Isidro, varixs de ellxs en huelga de hambre.  Personas pacíficas. Hemos pedido diálogo. No hemos sido escuchados. Esta ha sido la salida que han encontrado? Siento vergüenza y horror.

 

El académico Armando Chaguaceda, en su muro:

 

Lo sucedido ayer en Cuba no es culpa de “todos”. No se pueden diluir responsabilidades y poderes asimétricos. Es un fracaso de las élites criollas.

De la élite política, aferrada a una gobernabilidad represiva ajena a la sociedad actual. De la élite eclesial, que no supo jugar el rol mediador que la coyuntura le sirvió. De la élite académica, ocupada en maquillar cortesanamente el despotismo. De las élites onegeneras —y sus pares residentes de la cooperación extranjera— que ignoraron la más básica solidaridad cívica por mantener sus privilegios. De las élites mediáticas, estatales o toleradas, que invisibilizaron la crisis. De las élites emprendedoras —y sus aliados externos— que apuestan a una modernización capitalista sin República para tod@s. Todos ellos —ligados por un pacto metropolitano de clase, con contenidos de raza, género y profesión— sustentan el régimen conservador (nada “revolucionario”) de la Cuba actual.

Bajo ellos, hay una sociedad aún fragmentada y empobrecida, en la cual se alzaron, pese a todo, grupos y voces valiosas. Artistas, periodistas, monjas, intelectuales, laicos, campesinos, gente común y diversa. Quienes hicieron vigilias en parques e Iglesias, firmaron cartas, protestaron en la calle y convirtieron sus privilegios en tribuna para la denuncia. Ahí está la esperanza de la nación.

 

El escritor Jorge Olivera:

 

"El violento desalojo en la noche del 26 de noviembre, con acto de repudio incluido, de los 14 activistas prodemocráticos que se encontraban, desde hace varios días, en la sede del Movimiento San Isidro, exigiendo la liberación del rapero Denis Solís y el cierre de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC), vuelve a poner en perspectiva la impunidad del Estado cubano en el uso de la fuerza contra sus críticos".

 

Cineasta Jorge Dalton (hijo del poeta Roque Dalton), escribió:

 

Estoy pensando que es hora ya  de acabar para siempre con esa practica horrorosa DE LOS MITINES DE REPUDIO!!!!!! Algo que maldigo mil veces!!!!!! Que sea abolida para siempre de la faz de Cuba. Es hora de  dialogar entre los cubanos y que nadie repudie, maldiga ni agreda a nadie así piense lo que piense. Que ningun joven, mujer cubana u hombre cubano se tenga que inmolar por pedir ser escuchado o sea llevado a una cárcel y tratado como un vulgar asesino por su libre pensamiento. EL PENSAR DIFERENTE NO ES UN DELITO!!!!!!! Eso es incluso UN PRINCIPIO MARTIANO!!!!!!! Que se viola a diario porque el pensamiento martiano también se ha querido borrar y manipular. Es hora de decir las cosas por su nombre y que el SILENCIO no sea "una buena opción" como lo ha sido durante estos largos años. EL SILENCIO hermanos y hermanas, es de las peores derrotas de una nación como la nuestra. El SILENCIO COMPLICE Y TAMBIEN CRUEL mientras todo se derrumba, de quienes tenían y tienen la obligación, el deber de no callar y callaron, pero allá ellos con sus demonios y la historia se encargará de ellos. Yo puedo entender el miedo pero no la cobardía. Necesitamos un mejor futuro para nuestros hijos y nietos, EL FUTURO QUE ELLOS ELIJAN Y DECIDAN LIBREMENTE!!!!!!sin imposiciones de ninguna clase. ¡¡¡CUBA ES DE TODOS!!!!!!!!!

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario