Pasar al contenido principal

Medioambiente | "Sonrisa de la tierra": el proyecto que regenera el suelo desértico en África

Detener la erosión del suelo y multiplicar la cobertura vegetal puede ayudarnos a reverdecer nuestro planeta y a detener la desertificación, consiguiendo más lluvias y haciendo que el agua se quede en la tierra.

Agujeros en el suelo con forma de sonrisas.
"Sonrisa de la tierra" son agujeros en el suelo desértico de África que retienen el agua de lluvia para restaurar la biodiversidad. | Imagen: Just Digg It

Agricultores de Kenia y Tanzania han ayudado a reverdecer más de 300 mil hectáreas. Impulsado por la ONG Just Digg It, este proyecto utiliza una técnica de la agricultura regenerativa para devolver el verde a zonas desertificadas.

La técnica utilizada consiste en cavar unos agujeros en el suelo con forma de media luna en dirección contraria a una pendiente. Cuando llueve los llamados "sonrisa de la tierra" capturan el agua.

Al detener el flujo del agua se evita que arrastre los nutrientes de la superficie y erosione aún más el suelo. Al quedar el agua de lluvia detenida, el suelo puede absorberla y aumentar las reservas subterráneas que utilizan las plantas para su desarrollo.

Este aumento de la cantidad de agua en el suelo ayuda a que la vegetación se multiplique. Más vegetación significa más materia orgánica y esto se traduce en que, con el paso del tiempo, el suelo es capaz de capturar cada vez más agua.

Con más vegetación y más árboles integrados en los cultivos, el suelo recupera su estructura. Más raíces, más hongos y biodiversidad detienen la erosión y así la desertificación es revertida en poco tiempo.

La vegetación genera lluvia

Alrededor del 40% de la lluvia que tenemos se genera por el llamado ciclo corto del agua. Proviene del vapor de agua que expulsan las plantas y los árboles a través de las hojas. Debido a esto, plantar árboles es considerado una forma de garantizar la lluvia en un paisaje.

Detener la erosión del suelo y multiplicar la cobertura vegetal puede ayudarnos a reverdecer nuestro planeta y a detener la desertificación, consiguiendo más lluvias y haciendo que el agua se quede en la tierra.

Ejemplo del impacto de la agricultura regenerativa en África: antes y después (desierto y pradera verde).
Ejemplo del impacto de la agricultura regenerativa en África: antes y después. | Imagen: Just Digg It

Actualmente, la agricultura intensiva destruye la estructura del suelo con el arado y el exceso de fertilizantes y herbicidas. La esponja protectora que se forma en el suelo de manera natural, llena de raíces, microorganismos y hongos, es destruida por los químicos y hace que cada vez pueda retener menos agua. El suelo fértil se vuelve un polvo incapaz de albergar vida.

Agricultura Regenerativa: regenerando el suelo

La agricultura regenerativa conserva la biodiversidad del suelo y su estructura. Un mayor porcentaje de materia orgánica hace que el suelo retenga hasta diez veces más agua que en un cultivo convencional.

"Si se recupera la naturaleza mediante la aplicación de soluciones rentables basadas en la propia naturaleza, ¡podemos mitigar el calentamiento global en un 37 %! Esto beneficiará a la naturaleza, la biodiversidad y las personas en todas partes, y ayudará a enfriar nuestro planeta", dice Just Digg It en su página oficial.

"Regenerar el suelo fértil, además, captura CO2 del aire y lo secuestra bajo tierra, convirtiendo un problema (la agricultura que genera emisiones y destruye biodiversidad) en una solución para combatir el calentamiento global y producir comida aún en tiempos de cambio climático"

Junto con la integración de árboles en cultivos y pastos, técnicas como esta puede ayudarnos a regenerar la naturaleza y frenar el avance del desierto. Regenerar el suelo fértil, además, captura CO2 del aire y lo secuestra bajo tierra, convirtiendo un problema (la agricultura que genera emisiones y destruye biodiversidad) en una solución para combatir el calentamiento global y producir comida aún en tiempos de cambio climático.

Agricultores que necesitan menos agua bombeada desde los acueductos porque utilizan más eficientemente el agua de lluvia y otras fuentes naturales, son más capaces de resistir en los tiempos de sequías. Con la agricultura regenerativa además se reduce, o incluso se elimina del todo, la dependencia de las agroquímicas y controversiales fertilizantes químicos o herbicidas, que además son grandes fuentes contaminantes o constituyen un alto gasto económico en la producción por sus altos precios.

Regresar al inicio

Andy Leiva García

Retrato de Andy Leiva García

(Cuba, 1995). Graduado de la Escuela Nacional de Arte de Cuba (ENA) en 2014. Por alrededor de siete años trabajó en diferentes compañías de danza en Cuba, especialmente ballet y danza contemporánea, siendo Primer Bailarín de la Compañía Rosario Cárdenas (2015-2020). Graduado del curso de formación literaria Onelio Jorge Cardoso en La Habana (2015). Ha trabajado como editor y escritor creativo en diferentes medios y publicaciones. Graduado de Diseño en Permacultura (Cuba, 2019).

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.