Imagen del catálogo del exposición "Marte, el espejo rojo".
Imagen del catálogo de la exposición

Con más de 400 objetos, entre libros incunables, esculturas, cómics, multimedias, piezas de coleccionistas y hasta un fragmento de meteorito, la exposición da a conocer la creación artística, literaria y científica a propósito del planeta rojo.

Coincidiendo con el entusiasmo de estos últimos días por la llegada a Marte de la nave Perseverance de la NASA, una exposición en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), en España, se hace eco de un mensaje que aparece reseñado en la literatura y que tal vez se corrobore ahora con la hazaña espacial: Marte podría ser la advertencia de una Tierra devastada.

Marte, el espejo rojo, es el nombre de la muestra en el centro cultural barcelonés, que estará abierta desde este jueves hasta el 11 de julio próximo para exhibir a los visitantes una mezcla de imágenes, vídeos y apuntes que van desde la ciencia ficción, la filosofía, la fantasía y la imaginería popular, hasta los hitos del progreso científico en la exploración de nuevos mundos fuera de nuestra atmósfera. "Con más de 400 objetos, entre libros incunables, esculturas, dibujos, cómics, películas, documentos manuscritos, piezas de coleccionista e, incluso, un meteorito marciano, la exposición es una apuesta exhaustiva para dar a conocer la creación artística, literaria y científica a propósito de Marte", explica el sitio del centro cultural.

El mensaje queda evidenciado por el hecho de que Marte se asemeja a la Tierra, su vecino más cercano, en más de una característica. A pesar de que el planeta rojo es la mitad del tamaño de nuestra casa azul, ambos son cálidos y húmedos, con cuantiosas reservas de agua. Eso sí, el 100 % de la superficie marciana es desértica, como parte de un proceso de cambio climático sufrido hace 4 mil millones de años que dejó casi sin atmósfera al planeta. En la Tierra, estudios revelan que la desertificación tiende a aumentar y ya alcanza el 41 % del globo terráqueo.

Bajo el guion de la Trilogía de Marte, de Kim Stanley Robinson, desfilan una variedad de obras clásicas del género, que de una manera u otra reflejan la necesidad de aprender de la experiencia marciana para resistir la devastación de la naturaleza.

Así, en la exhibición del CCCB se pueden apreciar páginas manuscritas de La Guerra de los Mundos, de H. G. Wells, y de las Crónicas marcianas de Bradbury; los cuadernos de Schiaparelli con sus dibujos de los célebres canales; un globo de Lowell: ejemplares del Almagesto de Claudio Ptolomeo; afiches y portadas de películas con títulos como El aterrador planeta rojo; la proyección del filme soviético Aelita (¡Marx en Marte!) y otros del cine; así como fragmentos de meteoritos marcianos, objetos de la misión Curiosity y otras evidencias de nuestro contacto con el astro, ficticio y real.

Logo de Árbol Invertido: letras iniciales.
Árbol Invertido

El medio digital Árbol Invertido es un espacio para el ejercicio pleno de la libertad de expresión, con temas interrelacionados a partir de un lugar en el mundo llamado Cuba, los diferentes modos de hacer y entender la Cultura, y los Derechos Humanos.

Añadir nuevo comentario