Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC): un llamado a la pluralidad y la libertad creativa

Logotipo del CEAC.
Logotipo del CEAC.
Logotipo del CEAC.

Con el objetivo de aunar, coordinar y respaldar la labor de todos los escritores y artistas cubanos, se constituyó recientemente el Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC).

“Nos proponemos un trabajo serio —explicó Jorge Olivera Castillo, Presidente del CEAC— que busca la inclusión, la transparencia, dotar a los escritores y artistas cubanos de promoción, espacio y defensa de sus obras y también de su integridad intelectual y física”.

Esta organización de la sociedad civil cubana, integra a intelectuales y artistas de todas las manifestaciones artísticas y literarias que pretenden trabajar coordinadamente por una cultura cubana libre y genuina.

Ángel Santiesteban Prats, Vicepresidente del CEAC, argumentó que “es un espacio que por obligación hemos tenido que ocupar”. Para este reconocido escritor y luchador por los derechos humanos en la Isla, los escritores y artistas cubanos han sido vilipendiados desde aquellas palabras de Fidel Castro a los intelectuales a inicios de la década del ‘60 del pasado siglo. “Allí comenzó la censura”, opinó.

Fundadores del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC)
Fundadores del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC)

Por estos motivos, han querido brindarles a los creadores un espacio de representación y defensa del que carecen con las instituciones oficialistas cubanas. Que tengan posibilidades de publicación, “que asistan a los eventos internacionales, independientemente de cuál sea su pensamiento, solo por la calidad de su obra. Queremos que sea abierto, plural, como soñamos para nuestra nación, donde cada cual tenga una idea y se le respete”, afirmó Santiesteban.

El CEAC pretende además reconocer, estimular y defender la libertad de creación artística; impulsar concursos literarios y artísticos, talleres, peñas de arte y literatura, así como intercambios culturales entre creadores de las diferentes manifestaciones artísticas; y contribuir, mediante la promoción nacional e internacional, al desarrollo cultural e intelectual de sus miembros y de todo el pueblo cubano.

Asimismo, según se declara en sus Bases, aunque no tiene por objetivo constituirse en una organización política, sino cultural y artística, entiende que su deber primero es defender los derechos humanos de los escritores y artistas y, por tanto, manifestarse cuando los mismos son violados.

Por el momento, trabajan voluntariamente, pero aspiran a lograr autonomía y a poseer su propia revista, editorial, galería y casa productora de música y video. “Daremos todo con lo que sueña un artista libre”, aseveró Santiesteban.

Esta organización es sucesora del Club de Escritores de Cuba (CEC), fundado en el año 2007 por el escritor y preso político cubano Jorge Olivera Castillo y otros colegas. “Pero es muy difícil —explicó Olivera— articular en Cuba un movimiento masivo, debido a la efectividad e impunidad de los servicios represivos”. En esos momentos tampoco contaban con las nuevas tecnologías para poder difundir su trabajo y lograr aglutinar a artistas de todo el país.

Pese a que el CEC llegó a desarrollar algunas actividades, publicar libros y establecer colaboraciones con otros proyectos como Puente a la Vista, de Miami, no tuvieron gran alcance. En el 2016, Olivera sale del país para participar en una beca en Harvard y se ausenta por dos años. El Club se debilitó, y no fue hasta su retorno, en julio de 2018, que decide reorganizarlo, ahora con mayores aspiraciones: la de aglutinar no solo a escritores, sino a artistas cubanos de todas las manifestaciones del arte, dentro y fuera de Cuba.

El CEAC aparece ahora mejor estructurado, con Bases, Estatutos, Código de Ética y Conducta, y un Consejo Directivo integrado por profesionales muy identificados con su trabajo y muchos deseos de sacar adelante la cultura cubana.

“Obstáculos tenemos muchos —alegó Olivera— pero hemos logrado un clima sano y sincero, lo cual es un factor muy importante para la supervivencia de cualquier organización”. Expone además que el CEAC trabajará por la defensa del arte y la literatura en libertad; “es una iniciativa para sanear la cultura, envenenada por tanta ideología y cosas negativas que la han lastrado durante tanto tiempo”.

El 14 de agosto pasado, cuando pretendían desarrollar la primera actividad cultural en La Habana, fueron arrestados Jorge Olivera y Nancy Alfaya, Promotora Cultural del CEAC. En los interrogatorios, a ambos les dejaron bien claro que no permitirían el funcionamiento del Club.

Para enfrentar el asedio del régimen, el CEAC ha diseñado varias estrategias. Ángel Santiesteban señaló que buscarán apoyo internacional y de las embajadas en Cuba para poder desarrollar las actividades y que no los apresen.

Escritores independientes, Ángel Santiesteban y Verónica Vega.
Escritores independientes, Ángel Santiesteban y Verónica Vega.

“La dictadura le teme a todo —declaró Santiesteban—, pero a la cultura, le teme más”, porque saben que los artistas tienen influencias sobre la población. Pero en las actuales circunstancias de Cuba, “el artista está llamado a influenciar en su tiempo, a ser una voz de aquellos desposeídos, de los que sufren, están obligados a trasmitir ese dolor. Y eso hacemos”.

Si bien esta constituye la primera organización independiente del oficialismo que pretende agrupar a todos los escritores y artistas de Cuba, Olivera aclara que “no es tampoco que tenemos la verdad absoluta, solo queremos aportar nuestro grano de arena en esta reconstrucción cultural de la nación cubana”.

Por su parte, Santiesteban expresó: “De todas maneras siempre ganamos, nos arresten o no. Si damos la tertulia, pues gana la cultura y gana el país, si nos arrestan, gana la cultura política y pierde la dictadura ante la mirada internacional. Lo que no podemos es dejar nuestro trabajo. Eso es lo importante. Cada cual hace su parte, veremos al final quién tiene la razón, quién gana y cómo quedamos ante la historia, que es lo más importante”.

Periodista camila Acosta.

(Isla de Pinos, 23 de junio de 1993). Periodista e Investigadora. Ha trabajado como Periodista en el Canal Habana. Instituto Cubano de Radio y Televisión. Ha realizado dos documentales audiovisuales: uno sobre la Masonería en Cuba, y otro sobre las Hijas de la Acacia (rama femenina de la Masonería Cubana). Por estos trabajos obtuvo el reconocimiento de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos, en diciembre del año 2017. Ha colaborado con Periodismo de Barrio y El Toque, y otros medios como OnCuba y Cubanet. Labora además como Especialista en Comunicación del Club de Escritores y Artistas de Cuba (CEAC).

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam