Los multimillonarios se unen a la lucha contra la COVID-19

Manos - solidaridad
Manos - solidaridad
Imagen: Pixabay

Grandes empresas de las sociedades libres se unen a ola de solidaridad, mientras en Cuba ETECSA no baja los precios.

Durante estos días, mientras el nuevo coronavirus se expande implacable por el mundo es para muchos inevitable sentir el deseo de ayudar al prójimo. Vivimos una etapa donde todo el planeta se enfrenta a la vez a una gran adversidad, por lo que nos toca a todos trabajar conjuntamente para vencerla.

Con este objetivo se han hecho visibles muchísimas iniciativas que surgen desde colectivos ciudadanos, artistas, deportistas, influencers, hasta algunas de las más grandes corporaciones y fortunas del mundo.

En España, una de las naciones más golpeadas por la COVID-19 sobresale el caso de Inditex, la más grande compañía textil del país, que ha donado 300,000 mascarillas, ha ofrecido sus instalaciones para fabricar productos sanitarios a nivel industrial y su potencial logístico para transportar materiales desde China.

También la empresa Mango ha aportado 2 millones de mascarillas y se ha ofrecido a distribuirlas por hospitales de toda España. Mayoral, otra compañía del sector ha conseguido 3,000 trajes especiales, 10,000 guantes y 20,000 mascarillas. Por su parte la Sociedad Textil Lonia, fabricante de marcas como Carolina Herrera ha ofrecido su fábrica con los mismos fines.

Otras sociedades como la española El Corte Ingles, o la sueca IKEA se han convertido en proveedores de ropa de cama para los hospitales y residencias para personas de la tercera edad.

Estas acciones siempre generan importantes beneficios para la imagen de las empresas, aunque Begoña Casas, profesora del Departamento de Economía y Empresa en la Universidad Europea resalta que también“existe una preocupación real por parte de las empresas (…). Saben el gran impacto social que pueden generar con sus acciones, que pueden ser importantes a la hora de atajar el problema sanitario lo antes posible y atenuar la grave crisis económica que vendrá después”.

Grandes entidades financieras no han quedado al margen de la solidaridad, como es el caso de BBVA, que ha donado 25 millones de euros para repartir entre sanidad, organizaciones sociales e investigación científica. En el caso del Banco Santander además de una donación económica ha rebajado en un 50% y un 20% los salarios de sus directivos y mantiene el empleo de los 29,000 trabajadores directos con que cuentan en España, pues a muchas empresas se le ha criticado que mientras por un lado realizan importantes donaciones por otro despiden masivamente a sus empleados.

Las compañías relacionadas con telecomunicaciones tampoco han quedado detrás, empezando por Huawei, que ha decidido donar material sanitario a los países más afectados. También LG, Orange, Vodafone y Más Móvil, se han encargado de mejorar la conexión en los hospitales mediante la donación de multitud de terminales. 

La ciudadanía también se ha sumado a esta ola de donaciones. Mediante hashtags en redes sociales como #CoronaMakers o #CoronavirusMakers se han organizado diferentes colectivos de forma espontánea, como es el caso de los propietarios de impresoras 3D, quienes comparten prototipos para de forma rápida y económica fabricar mascarillas, viseras, ventiladores y respiradores, algunos de los elementos más necesarios en estas circunstancias.

Aunque lo más célebre por su valor simbólico han sido los aplausos con que la multitud agradece cada noche las labores de los trabajadores sanitarios, también vale resaltar el apoyo que han brindado los artistas, ofreciendo conciertos o lecturas de poemas en vivo. Pero además de entretenernos de forma gratuita, muchos se han decidido a realizar donaciones económicas e iniciar campañas de recaudación de fondos.

Es el caso de Rihanna, la popular interprete estadounidense que ha donado 5 millones de dólares para la lucha contra esta enfermedad. También realizaron donaciones la influencer Kylie Jenner, la modelo Blake Lively, el actor Ryan Reynolds, el cantante Justin Bieber, la actriz Jennifer Aniston, el rapero Kayne West y los actores protagónicos de Breaking Bad, Aaron Paul y Bryan Cranston, entre otros muchos famosos.

En el mundo del deporte destacan figuras como Lionel Messi, que ha donado un millón de euros a la sanidad catalana y argentina, el tenista Roger Feder y su esposa Mirka Vavrinec, quienes decidieron ayudar económicamente a las familias menos pudientes de Suiza. Los futbolistas Sergio Ramos, Fabio Cannavaro e Isco Alarcon también hicieron públicas diferentes donaciones e iniciativas.

Siempre es controvertido el tema de los donativos por parte de multimillonarios, que suelen aprovechar estas ocasiones para limpiar su imagen o ganar seguidores. Desde algunos medios se les ha incentivado a hacerlo de forma anónima, pero muchos coinciden en que hacerlo públicamente puede servir para inspirar o presionar a que otros también lo hagan.

Y en esta situación se encuentran las personas con mayores fortunas a nivel mundial. Tal es el caso de Bill y Melinda Gates, quienes a través de su fundación han donado hasta 100 millones de dólares para combatir esta pandemia a nivel global. Por su parte el dueño de Facebook, Mark Zuckerberg, se ha comprometido colaborar con la universidad de San Francisco para garantizar la realización de 1000 test de detección del coronavirus diarios. 

La Fundación Jack Ma, perteneciente al empresario más rico de China, ha donado 13 millones de euros para apoyar la investigación y el desarrollo de una vacuna. Posteriormente ha donado materiales a los países más necesitados, como Japón, Corea del Sur, Irán, España e Italia. Actualmente su ayuda está llegando a los países africanos y latinoamericanos más golpeados.

Curiosamente en el caso de Cuba, según un comunicado de Carlos Miguel Pereira Hernández, embajador en China, aun no se ha podido recibir esta ayuda pues la compañía que se encarga del transporte, de origen norteamericano, no ha aceptado realizar el envío por las dificultades que provoca al embargo impuesto a la isla por EEUU. Todavía no se ha informado si se contratará a otra empresa para transportar dicha donación. 

En Cuba, todavía en los primeros días de la pandemia, ya se ha conocido de numerosas personas que se dedican a fabricar los llamados “nasobucos” para quien más los necesite. En redes sociales se ha realizado una intensa campaña con el objetico de que ETECSA, la única empresa de comunicaciones del país realice rebajas significativas a los usuarios de telefonía móvil e internet.

Periodista Mario Luis Reyes.

(La Habana, 1994). Graduado de Periodismo en la Universidad de la Habana (2018). Reportero de la revista El Estornudo. Ha colaborado con medios cubanos como Periodismo de Barrio, AM-PM Magazine, OnCuba News, Cachivache Media, entre otros. Textos suyos han aparecido en medios internacionales como CTXT (España), Univisión Noticias (EEUU) HuffPost (Mexico), The Clinic (Chile) y Universo Centro (Colombia).

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam

CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.