"Libre". Poesía visual de Francis Sánchez
"Libre". Poesía visual de Francis Sánchez | Imagen: Francis Sánchez [Poema visual]

"Quizás esa mínima respiración es lo que necesitan quienes se someten hoy a una huelga de hambre y sed en una casa en Damas 955, en la Habana Vieja, colocados al límite del abismo..."

Parece trágico que, con la disculpa de pretextos de cualquier índole —por ejemplo, esa cosa tan humana que es el miedo, o esas otras cositas que son las ambiciones profesionales y las vanas simetrías irreconciliables con diferencias personales, ideológicas...—, una vez más los escritores y artistas de Cuba miremos en masa para otro lado y no tengamos un mínimo sentimiento de indignación por cómo el abuso se ha institucionalizado en la isla. No digo que tengamos derecho a pedirle a nadie sacrificios, ninguna heroicidad civil, pero sí al menos es razonable esperar entre todos un mínimo de compañía, solidaridad y coherencia.

A partir de la punta de nuestra nariz, o desde el centro duro del poder político, el grado de libertad solo se puede medir por el margen de actuación que queda para los "otros", para quienes sean radicalmente diferentes o incluso opuestos. Pero, dentro de la estrecha isla de Cuba, ya sabemos que el poder ha jugado a reducir "utópicamente" ese margen de derechos hasta el punto en que es poco aconsejable respirar en sentido contrario. Poco aconsejable y a veces imposible.

Quizás esa mínima respiración es lo que necesitan quienes se someten hoy a una huelga de hambre y sed en una casa en Damas 955, en la Habana Vieja, colocados al límite del abismo, cuyas vidas empezaron a ponerse en peligro cuando los encarcelaban sin motivo, cuando los fueron acorralando, y cuando, acuartelados para leer poesía en un tipo de protesta que parece imposible que pudiese resultar más pacífica, por último, también les impidieron recibir alimentos desde el exterior. Por esa razón hoy están en huelga de hambre pidiendo la libertad de su amigo, un joven músico, Denis Solís, condenado en un juicio sumario gracias a que un gobierno sin ejercicios democráticos ha podido regalarse las leyes más absurdas y abusivas, las que hemos sufrido por décadas especialmente escritores y artistas, leyes como la de "desacato", la "ley de peligrosidad", el "Decreto 349", etc.

¿Pero, no debiéramos preguntarnos también por la razón de ser de la sociedad civil cubana? Esas instituciones religiosas, académicas, humanistas de cualquier forma, que existen en Cuba. La Iglesia Católica, por ejemplo, ¿cuándo va a reclamar su derecho no a abrir el inmenso mar, sino a abrirse paso entre los cordones policiales y llegar caminando hasta donde esté aquel cubano que más los necesite? Comprendan que allí, al otro lado de ese grueso muro político y policial, es donde hoy se puede poner más en crisis la dignidad humana. Preguntemos ahí por la vida, por favor, mientras estemos a tiempo.

Hoy, después de ver la transmisión de video con que la poeta Katherine Bisquet anuncia en su muro de Facebook que ella también se suma a la huelga de hambre, acabo de escribirle este comentario:

"Les quiero, les admiro, nadie hay tan valiente hoy como ustedes. Los entiendo perfectamente, y estaré siempre apoyándolos. De verdad que sí. Pero, mi modesta opinión es esta: hace falta abrir un camino de vida y no hay nadie mejor que ustedes para hacerlo, son insustituibles. Reflexionen, por favor, no con nadie que como yo no esté ahí, sino entre ustedes, atiendan solo las palabras de quienes ustedes quieran, pero mantengan entre ustedes un canal de reflexión y búsqueda de superación de estas circunstancias una vez que han llegado al límite. Recuerdo que ustedes pasaron a la huelga de hambre cuando los represores intentaron impedirles que se alimentaran. Creo que puede ser el momento de, si reciben agua y comida, si les dejan recibir a sus familiares, volver al punto donde estaban, a continuar desde este lugar su campaña de denuncia y reclamo de la libertad de Denis Solís con la exigencia de no retirarse de esa casa y de mantener abierta la convocatoria a que se les sumen todos los cubanos que quieran demandar la libertad de expresión y los derechos fundamentales, empezando por la liberación de Denis. Ustedes son una gran inspiración. En fin, quisiera abrazarte, Katherine, y abrazarlos a todos y cada uno".

Francis Sánchez

(Ceballos, Ciego de Ávila, Cuba, 1970). Lic. Estudios Socioculturales. Máster en Cultura Latinoamericana. Perteneció a la UNEAC desde 1996 hasta su renuncia el 24 de enero de 2011. Fundador de la Unión Católica de Prensa de Cuba en 1996. Ha sido redactor fundador de la revista católica Imago (1996-2001) y Jefe de Redacción de la revista cultural Videncia. Dirige la revista independiente Árbol Invertido. Autor, entre otros, de los libros Revelaciones atado al mástil (1996), El ángel discierne ante la futura estatua de David (2000), Música de trasfondo (2001), Luces de la ausencia mía (Premio “Miguel de Cervantes de Armilla”, España, 2001), Dulce María Loynaz: La agonía de un mito (Premio de Ensayo “Juan Marinello”, 2001), Reserva federal (cuentos, 2002), Cadena perfecta (cuentos, premio “Cirilo Villaverde”, 2004), Extraño niño que dormía sobre un lobo (poesía, 2006), Caja negra (poesía, 2006), Epitafios de nadie (poesía, 2008), Dualidad de la penumbra (ensayo, 2009) y Liturgia de lo real (ensayo, premio “Fernandina de Jagua”, 2011).

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.