Estreno del audiovisual "Dorcas Gustine", con Gorki Águila y Porno para Ricardo (+ video)

Dorcas Gustine. Serie Spoon River, IV. (Gorki Águila)
Dorcas Gustine. Serie Spoon River, IV. (Gorki Águila)

El quinto capítulo de la serie de cortometrajes Spoon River se complace en presentar a la reconocida banda de punk rock Porno para Ricardo, controversial agrupación musical fundada en 1998 y liderada por Gorki Águila, uno de los artistas más irreverentes que ha dado la isla de Cuba. La serie es una adaptación cinematográfica del célebre poemario Antología de Spoon River, del poeta estadounidense Edgar Lee Masters (1868 - 1950), mediante una apropiación contemporánea y caribeña de los poemas sin perder el halo místico y espectral de cada texto original.

El hablante del poema, el personaje central de la obra, es Dorcas Gustine, una especie de doble del músico Gorki Águila en el pueblo de Spoon River, como ironías de la vida, pues ese texto literario fue escrito en 1915 bajo otro contexto muy diferente al nuestro. Hoy, sin embargo, lo dice a la cámara alguien que encaja su historia personal en cada palabra.

Aquí no hay actuación, Gorki y Dorcas son el mismo ser y hablan de lo mismo, un personaje marginado por una sociedad conservadora y represiva, por un idéntico motivo: decir lo que piensa.  Hasta los nombres parecen coincidir como una magia inexplicable del mundo de los personajes y los actores que les toca interpretarlos. Así se va creando un discurso visual en la fotografía y los cortes de edición, huyendo de convencionalismos, y se arroja a lo experimental.  

¡Crear con lo que tienes!, es la máxima de este proyecto audiovisual. Por lo tanto, la estética se conforma con carencias económicas del cine pobre y pasa por apropiarse de la dinámica del espacio donde se filma.

En el estudio de grabación del grupo musical Porno para Ricardo, conocido como La Paja Record, se aloja esta atmósfera siniestra, haciendo contraste entre los dos escenarios por los que transita el personaje. El primero corresponde al momento en que se dice el texto de Lee Masters, con una luz azul que da la sensación de frialdad y ausencia. En el segundo escenario, en cambio, la luz es roja como remitiéndonos al infierno, donde la banda musical toca frenéticamente sus viejos temas: Me Cago y La Estaca.   

La libertad es el camino en la dirección de los actores-músicos del cortometraje. La embriaguez musical son momentos de frenesí, y contrastan con la claridad y mesura con que Gorki dice sus textos.

Gorki Águila. Foto: Fernando Almeida.
Gorki Águila. Foto: Fernando Almeida.

Esta banda de punk rock ha aparecido en el cine a pesar de toda la persecución que pesa contra ellos. Tal es el caso del filme Habana Blues (2005), dirigido por Benito Zambrano, donde Gorki tenía un personaje que nunca pudo hacer porque se encontraba en prisión por una jugarreta que le hizo la Seguridad del Estado cubano, y más recientemente aparecen en la película Corazón azul (2019), dirigida por Miguel Coyula. Sus presentaciones internacionales y las distribuciones clandestinas de su música en Cuba, los han salvado del anonimato. Siguen creciendo como un mito urbano contra la censura y la represión totalitaria.

La realidad del grupo Porno para Ricardo es también el doloroso ostracismo, al cual han sido condenados estos músicos por un régimen comunista, simplemente por cantar sus irreverencias contra los viejos tiranos de la involución. Así de trasgresor es también el personaje interpretado, quien prefiere la guerra antes que la cobardía, porque es un hombre que se mueve por principios.

Con este trabajo escénico y audiovisual, se crean lazos de cooperación entre artistas independientes y censurados dentro de “la isla que produce la caña de azúcar” (aquel grito en el Teatro Villanueva, en La Habana de 1869, que motivó la represión sangrienta de los voluntarios españoles contra simpatizantes de la independencia). Nuestro trabajo es también un grito de libertad e inconformidad, muy necesario en estos tiempos donde el pueblo de la isla está atrapado en una “coyuntura” de decadencia creciente.

Adonis Milán en la revista Árbol Invertido

Adonis Milán (La Habana, 1993) Director de teatro. Fundó el grupo «Perséfone Teatro» en 2015, con el que estrenó los espectáculos El árbol de los gatos y Al filo del mar en la sala de La Madriguera, de la AHS (Asociación Hermanos Saíz). Su puesta en escena de Máquina Hamlet fue censurada, tras dos exhibiciones, por las alegorías evidentes con la figura de un tirano. Fue expulsado de la AHS en 2017.

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam