Décimas humorísticas

Vendedor de sombreros. Foto: Francis Sánchez

OFICIO PELIGROSO

Si en lugar de poesía

escribes versos vulgares,

es muy probable que pares

en la cárcel cualquier día.

Advierte que esa manía

es un delito mayor,

pues si un airado lector

ante la ley te cuestiona,

te meterán en chirona

por ser un mal-versador.

 

LA NATURALEZA SABE LO QUE HACE

¿Por qué corre la gallina

cuando el gallo la persigue?

Quizás el pudor la obligue

cuando el amor se avecina.

Mas, su carrera declina

ante el dueño del serrallo

y en erótico desmayo

se da al que viene detrás...

porque si corriera más

¡no habría gallina ni gallo!

 

PUNTOS DE VISTA

Estaba un loco clavando

una puntilla al revés,

pero otro orate, a su vez,

se lo estaba criticando.

—Tu “coco” está patinando,

bien se ve que estás demente,

pon a trabajar tu mente

que la cuestión es sencilla:

¿tú no ves que esa puntilla

es de la pared de enfrente?

 

Otro loco llega a un bar,

ve un vaso que hay bocabajo,

lo mira de arriba abajo

y comienza protestar:

—Ya no saben qué inventar,

el mundo está trastornado,

díganme que estoy chiflado,

pero a cualquiera le choca

que hagan un vaso sin boca

y de contra, desfondado.

 

¡VAYA SUERTE!

Yo no sé quién me contó

que a Miguel, un viejo haitiano,

frente a su rancho de guano

un trueno lo fulminó.

Y un paisano que llegó,

en tono nada contrito,

dijo al ver el hatianito:

—¡Qué suelte tiene Miguel,

la trueno lo mata a él,

pero no quema ranchito!

 

CONFUSIÓN VERBAL

Rosalía Socarrás,

la mujer de Pancho Macho,

después del cuarto muchacho

dijo: ¡Ya no paro más!

Mas, como tuvo detrás

otros diez, es de advertir

un error en inferir

que de parir, pararía,

pues luego demostraría

que no paró…de parir.

 

Y ESO QUE ERA BOBO

Hace mucho tiempo había

en Majagua, cierto bobo

que más que bobo, era un lobo

a juzgar por lo que hacía.

Cuando un burlón le ofrecía

“De este medio y del realito

¿con cuál te quedas, bobito?”

aquel bobo sin remedio

le decía: —Venga el medio,

porque el real es más chiquito.

 

Pero una tarde, un viajante

indignado con la gente

le enseñó: —Mira, inocente,

el real es más importante

que el medio y, en lo adelante,

solo el real debes coger…

—Compadre, déjeme hacer,

saltó rápido el “bobito”,

el día que coja el realito

no me dan más a escoger.

 

EL CURDA SE EQUIVOCÓ

Una viuda sin consuelo,

entre sollozo y sollozo

contaba: —Jamás mi esposo

Crispín, me tocó ni un pelo.

Y un borracho que en el duelo

aquellas frases oía,

tomando lo que decía

en sentido equivocado,

le dijo muy asombrado:

—Señora, ¡qué puntería!

 

VAYA SABIO

¿A qué le suelen llamar

libro póstumo? Tal fue

la pregunta que lancé

a un tipo de mi lugar,

el cual gusta blasonar

de enciclopédico experto,

y me dejó boquiabierto

al contestarme: —Señor,

es el libro que el autor

escribe después de muerto.

Escritor Gilfredo Boán pina en revista Árbol Invertido

(Majagua, Ciego de Ávila, Cuba, 1937).  Poeta e investigador literario. Publicó los decimarios Rimas criollas (Noviembre de 1959, Imp. Gútemberg, Ciego de Ávila), Al hombro la poesía (Ed. Ávila, 2000), y No dejen volar al buey, décimas humorísticas (Ed. Ávila, 2006). Ha obtenido premios y menciones en concursos nacionales. Antologado en Tamarindo dulce (Ed. Ávila, 1997), Antología de la decima cósmica avilena, de Francis Sánchez (Frente de Afirmación Hispanista, México, 2002) y La sombra en la espiga canta, Antología de la décima popular avileña, de Francis Sánchez (Ed. Ávila, 2004) y Esta cárcel de aire puro. Panorama de la décima cubana (Casa Editora Abril, 2010). Creador de grupos de parrandas que cultivan el “Punto Camagüeyano”. Es guionista de las tradicionales Fiestas de los Bandos Rojo y Azul que desde 1929 se celebran cada año en el poblado de Majagua. Recibió el Premio Nacional de Cultura Comunitaria. Se destaca por la labor realizada en el rescate y preservación de los valores de la cultura campesina.

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam