“Ataque a uno solo de nosotros, es un ataque al conjunto”. Primer aniversario del Movimiento San Isidro

Fundación del Movimiento de San Isidro
Video de la fundación del Movimiento de San Isidro

A finales del mes de agosto de 2018 hicimos una reunión para discutir un primer borrador.

Para el mismo día habíamos organizado también una lectura de poesía en la sede del Museo de la Disidencia (MDC), la que se llevó a cabo varias horas después de la discusión del texto.

Este es el fragmento de un poema de Amaury Pacheco que leyó ese día:

 

“Vayamos juntos a respirar las nuevas expansiones

azufre, hierro, razones

quemándose,

cifras

signos

códigos reordenándose”

 

El manifiesto de San Isidro sería nuestra declaración como grupo, nuestro posicionamiento cívico-estético frente a la inminente implementación del Decreto-Ley 349 y ante toda la política cultural, agresiva por naturaleza, del gobierno cubano que desconoce los derechos a la libre expresión artística.

Recuerdo que esa tarde los ánimos se exaltaron. El texto no podría dejar margen a futuras manipulaciones del gobierno. Debíamos ser concisos y sin ambigüedades.

El día de la firma se pactó para el 12 de septiembre. La selección no fue arbitraria, en Cuba se celebra popularmente el día de Oshun. Aunque en el grupo había algunos devotos, la elección de esa fecha nos permitiría realizar una peregrinación por el malecón capitalino, desde la Avenida del Puerto hasta el Castillo de La Punta, con una efigie de La Virgen de La Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

El día 12 colocamos a la efigie en la acera de Damas y San Isidro, en la puerta del MDC. Andrés Pérez, performer y poeta le dedicó “un tambor”; Amaury Pacheco, meditó frente a ella. Los vecinos se acercaron, y también hicieron el ritual de tocar una campanita para convocarla, para pedirle buenas energías. Y es que la relación que hemos establecido con este barrio marginal de La Habana Vieja, ha sido de empatía total. Fueron los vecinos de este barrio quienes el 11 de agosto de ese mismo año, cuando la policía censuraba violentamente un concierto organizado por el Museo, salieron y defendieron a artistas que sufrían la agresión. De esa acción solidaria sale la iniciativa del colectivo de nombrarnos Grupo De San Isidro. Nunca nos habíamos sentido más orgullos@s del mítico Barrio de Yarini.

Grupo de San Isidro
Grupo de San Isidro en la costa de La Habana con la imagen sagrada de Oshun (12-09-2018).

Leímos solemnemente el Manifiesto, y luego alzamos la imagen de la Virgen entre los hombros para hacer el recorrido pensado. La policía política estaba ahí, con sus motos, y sus uniformes de civiles, pero eso no impidió que durante la peregrinación voceáramos el “No Al Decreto 349”, ni tampoco impidió que cantáramos a favor de la libertad y la “apertura de los caminos”.

Una vez en los arrecifes, hicimos de nuevo la lectura. Y al final el grupo terminó lanzándose al agua, creyendo en su poder curativo y de limpieza. 

Transcurrido el primer año, un año de arrestos, persecuciones, decomisos, prohibiciones de salidas del país, etc., los abusos por parte de la Seguridad del Estado no cesan. El grupo de San Isidro, plural en su conformación, y flexible y abierto en su nómina, durante su primer año de trabajo ha impulsado acciones, eventos, a favor de los derechos culturales y humanos, recientemente podríamos recordar el viral challenge: “La Bandera es de Todos”.

En medio de la ratificación del acuerdo entre la Unión Europea y Cuba, y en una “coyuntural” crisis energética; llega este primer aniversario. Y ante la iniciativa de celebrarlo por parte del Grupo, la Seguridad del Estado detuvo con golpes a Amaury Pacheco, a Iris Ruiz y Luis Manuel Otero Alcántara. Este último, cuando redacto esta nota, aún sigue en paradero desconocido.

El Manifiesto de San Isidro (puede encontrarse completo aquí, en Facebook, donde hay incluso una versión resumida en inglés) rechaza cualquier tipo del arbitraje sobre la creación artística, defiende la búsqueda independiente de financiamiento para el trabajo creativo y para defender la soberanía en su producción cultural, además que se define como “un movimiento, en el que el ataque a uno solo de nosotros, es un ataque al conjunto, el que sabrá responder para hacer valer sus derechos”.

"Pero allí donde hay peligro / crece también aquello que salva" (Hölderlin)

Yanelys Núñez Leyva

(La Habana, 1989). Curadora, crítica de arte y activista. Es coautora, junto al artista Luis Manuel Otero Alcántara, del Museo de la Disidencia en Cuba, plataforma que establece espacios de diálogos y de creación artística. Fue organizadora de la #00Bienal de La Habana, gesto celebrado en 2018 a raíz de la decisión del Ministerio de Cultura de posponer la edición 13 de la Bienal oficial. Ha participado en foros de debate internacionales como Creative Time y Forum 2000. 

Añadir nuevo comentario

Con estas preguntas comprobamos sie eres una persona humana y evitamos el envío masivo de spam