Un desgarrón desconocido

Cuchilla y barco de papel
Cuchilla y barco de papel. Foto: Gustavo Pérez
Imagen: Gustavo Pérez

CONJUNCIÓN

Has entrado en la novela

que según piensas es la vida mía

para cerrarla en hermosura y gozo

(continuarla en esmero y lentitud):

hasta expandirla más allá, seguro.

 

Del tiempo no me hables: todo es poco.

Su intimidad el cosmos la confía

como en el lecho conversando

allí donde entrañable y legendario

 una misma sustancia se atribuyen.

 

Confiándose inquietudes bajo el cielo

se aúna el pensamiento en las estrellas.

 

 

RAPSODIA SOBRE EL MILAGRO ‘MARINA’*

Escúchame tú, tejedor de signos,

hombre que rezas o deliras: desde joven

fe has tenido en el mundo no visible

que requiere inmersión apasionada.

 

Quizá he vivido siempre en el castillo

en que hablas de traducir el sueño

a leves signos, aun sabiendo que

nada natural es naturaleza:

la construcción del gran Encantador

cuya imaginación sin vínculos

(gloriosa e infinita)

que suele avergonzar a casi todos.

 

No hay nada malo con temblar de gozo

y perder incertezas: maravilla

pavorosa aprender a desligarse

de las reglas ajenas.

Amor que es un mundo, un universo:

no hay nada más que valga goce y lágrimas.

Adhesión sobrehumana: alegría

trágica de condenados a muerte.

 

Guardián del tiempo tú y del misterio,

vidente príncipe Johan, así

en tu cuento saboreo la lengua

que de siempre me expresa, y por eso

la palabra legendario aflora

en sentido que la honda realidad

de espectral hermosura finalmente

se junta con la trama de la vida.

 

Cierto: no hay errores de destino

tras abordar el ángulo del alma

donde el tesoro espera

junto a la clave del misterio.

Traspasar los confines galopando

o sentados en lo alto de la Torre

del mar de eternidad será lo mismo.

 

Albor de danza, el tiempo interpretamos.

 

 

LENGUAJE DEL MILAGRO

(Poema eslabón con Legendario ‘entanglement’)

 

De un transparente tul parecería

el velo que lo envuelve

pero es sacado en vez del mismo mármol

que el Cristo. No hay alquimia:

solo hay un gran amor entre los dedos,

esmero, arte y paciencia

infinitos. Así el poema

en que el lenguaje se asemeja a un velo

traslúcido y sutil, por más que siendo

destilada pasión de nuestro ser.

 

DECIR LO QUE SE QUIERE

QUERER LO QUE SE DICE

En los días de Pisa y Nápoles

cerca de ti algo de extraordinario

me sucedió: mirando atrás

todo lo dicho y hecho coincidía

de forma totalmente afín

con lo que quería hacer y decir:

sentía ser quien soy, sin grietas.

 

Y parecía imposible tamaña integridad.

Quizá por eso ahora siento

un desgarrón desconocido:

en el sentido más profundo, exilio.

Foto de Juana Rosa Pita en revista Árbol Invertido

(La Habana, 1939). Ha desarrollado toda su obra entre Washington, Miami, Madrid, New Orleans y Boston. Entre sus 24 títulos publicados, desde que en 1975 se le otorgó el primer premio de poesía para Hispanoamérica del Instituto de Cultura Hispánica de Málaga, se cuentan La cartas y las horas (Washington, 1977), Manual de magia (finalista en la II Bienal de Ámbito Literario (Barcelona, 1979), Viajes de Penélope (Miami, 1980; edición bilingüe, Udine, 2007; finalista del XXI Premio internazionale di poesía Camaiore, Italia, 2008), Plaza sitiada (Costa Rica, 1987), Arieetrusche (Cagliari, 1987), Sorbos de luz/ Sips of Light (New Orleans, 1990), Una estación en tren (Coral Gables, 1994; Premio de Poesía Letras de Oro, 1993), Tela de concierto (Miami, 1999), Cantar de isla (La Habana, 2003), Pensamiento del tiempo (Miami, 2005), Manuscrito en sueños / Estudio de Chopin (Charleston, 2009) y Meditati (Udine, 2010). Fue galardonada en Italia con dos premios internacionales: el VIII Ultimo Novecento de Pisa, Poetas en el Mundo (1985), y el II Alghero, La cultura por la paz (1987), ambos por el conjunto de su obra poética. Esta ha sido ampliamente estudiada, traducida a varias lenguas e incluida en antologías como Poetishrebellieren (Kassel, 1981), New Directions in Prose and Poetry 49 (New York, 1985), en traducción de Donald. D. Walsh, Poesía cubana del siglo xx (México, FCE, 2002) y Brevepolifonía hispanoamericana (Valpararaíso, 2005), entre otras.

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.