Nudo gordiano
Imagen de cubierta de "Nudo gordiano" de Whigman Montoya Deler, Ediciones Laponia, 2021.

"Él era el fusilado más hermoso del mundo / lo desnudó mi palabra reductora / pero él estaba ahí / como una estalagmita que sale de su cueva / propia luz / con su verdad de a gota".

EL FUSILADO MÁS HERMOSO DEL MUNDO

 

     Adansonia grandidieri
     Falo de mayo coronado en cian.  

 

Ni aun marcados por las balas
los muros de piedra dejan de ser de muros
ni las piedras dejan de ser piedras.
La tapia a sus espaldas
miles de ojos afilan sus cañones.
No hay desnudo más bello que el de la piedra
sobreviviente a los siglos
la ola o el viento la desviste y cincela
el faro y la isla por testigos.
Yo también tiré la piedra
escondí la mano del decreto
en mis profundos agujeros
mano-tubo de lava
luego
garra de mis deposiciones.
Él era el fusilado más hermoso del mundo
lo desnudó mi palabra reductora
pero él estaba ahí
como una estalagmita que sale de su cueva
propia luz
con su verdad de a gota.
Ni aun abrazado por los plomos
su cuerpo de sangre dejó salir las balas
él fue su propio muro
pecho de muro.
 
 

EROSIÓN

 

      Eichhornia crassipes
      Flotante isla-dique en mi cuerpo de agua.   

                                                            

Ellos nos ataron a un anillo de aguas.
Nos cazaron y nos pusieron ese anillo
el residuo de esa cadena.
Ellos les engastaron a nuestros anillos
la roca del discurso
la casi eterna y minúscula piedra
/de la promesa.
De la roca al fragmento
del dedo de la sinrazón al narigón.
Ella teje y desteje
sin saber que la luna rige todas las formas
como una inmensa araña.
La isla es una anguila que se muerde la cola.
 
 
 

6 DE ENERO

 

       Commiphora myrrha
        Luego de la lluvia, la herida.

 

Después de tanta lluvia
las paredes se rajan
colapsan los techos como mirra.
Un sedante sobre nuestros cuerpos
/moribundos
y ahí está la estrella, un incensario inmóvil
que nos condena.
Nunca vimos el oro adornándonos las puertas
“mis magos” también vinieron del oriente.
No sólo de resinas vive el hombre
del polvo venimos y piedras caen.
Mucho polvo sobre la Regla de oro.
Herodes lavando los balcones
las voces arratonadas por las alcantarillas.
Todo hiede
hasta las piedras.

 

EL ENCANTADOR DE SERPIENTES

 

     Delonix regia
     Garra evidente, tan real, que bailamos al son de tus maracas.

 

El encantador baja de la montaña
su pelo largo, lleno de collares
él y sus asistentes nazarenos.
Carpa de circo instalada
cesta oscura, todo un pueblo dentro.
Lo destapan.
Respiración circular
la persistencia del pungi
nada más folclórico que el pungi
o un mantra de encantación.
Serpiente absorta
metamorfosis descendente
pueblo mudo y ciego
parálisis
boa isla
majá hombre
ofidio reducido hasta la ausencia.

 

ATAJANEGRO

 

En la intempesta isla
el mar azota a nuestra espalda.
El flagrum-diente de perro
muerde en cada lomo.
Garrotes y ladridos.
¿No bastan el peso y las cadenas?
Un negro en la noche huele a sal y a peligro
su guitarra pudiera ser letal.
Antes del gallicinium y antes que cante
me golpearás tres veces.
La isla llora.
 
 
(Selección de poesía de Nudo gordiano, Ediciones Laponia, 2021, también en Amazon.)
Whigman Montoya Deler
Whigman Montoya Deler

Santiago de Cuba (1973). Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente, Cuba, 2000. Máster en Estudios Cubanos y del Caribe, 2006. Ha publicado el libro titulado El Lyceum y Lawn Tennis Club: su huella en la cultura cubana, Uno&Otros ediciones, 2017  y los poemarios El oscuro bosque de mis manos, 2019 y Nudo Gordiano, 2021, ambos por Ediciones Laponia. Su obra aparece en las revistas digitales: La experiencia de la libertad, La libélula Vaga, Ekatombe, entre otras. Ha colaborado en la antología poética Impertinencia de las moscas, Miami, 2019.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions. CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.