accidente-de-tren-en-Cuba

Los desagradecidos "sintieron en sus cuellos el apretón de la garra de la verdad de ese ministerio de amor que ejerce el estado cubano y cayeron de rodillas bajo el peso de su propia culpa".

Así, aún sitiada como está por las fuerzas de la derecha imperialista, la revolución cubana se ve impresionante en su inmensidad. Su peso moral aplasta a los agresores, los minimiza, los empuja por debajo de cero… ¡Ay, que me emociono y me falta el aire!

Cuatro individuos de la peor catadura moral, unos desagradecidos que, vaya usted a saber en qué clase de desecho humano se habrían convertido de no ser por las oportunidades ofrecidas por el gobierno socialista, sintieron en sus cuellos el apretón de la garra de la verdad de ese ministerio de amor que ejerce el estado cubano y cayeron de rodillas bajo el peso de su propia culpa.

Terminaron confesando su autoría en el descarrilamiento del tren de carga en la vía Habana-Mariel, este 26 de mayo de 2019. Algo que recientemente impactó con dolorosa intensidad el alma de cada cubano.

Reducidos por la actitud condescendiente de los oficiales a cargo de la investigación del hecho e incapaces de soportar sus miradas colmadas de paciencia, los cuatro terroristas admitieron a coro que fueron incitados, organizados y financiados desde la Florida.

Siete planchas portacontenedores afectadas tras el atentado que puso en riesgo pinturas, latas de atún, cervezas, luminarias y materias primas para la producción de papel sanitario, fue el saldo de este ataque. Pese a la magnitud del suceso, no se lamentaron pérdidas de vidas humanas, pero sí un importante daño a la economía nacional del cual el país tardará años en recuperarse.

En estos últimos días los medios de comunicación masiva nacionales se han hecho eco de este artero golpe a la economía cubana que afecta no solo al estado, sino directamente al ciudadano de a pie y su bolsillo. Todo en orden aleatorio.

Los cuatro terroristas sentirán el peso de la justicia revolucionaria, tan diferente a la otra, no solo por el golpe a la economía cubana, sino por el crimen perpetrado contra una línea férrea con casi dos siglos de antigüedad, contra los mismos rieles que han soportado sobre sí valiosas reliquias ferroviarias que aún llevan y traen a los descendientes lejanos de aquellos que estrenaron el ferrocarril en Cuba.

 

Iósef Rodríguez
Iósef Rodríguez (Иосиф Петровић)

(Boecillo, España. 1983). Интеллигент и писатель. Член Коммунистической партии Испании и борец за безн адежные дела. Мечтаю о лучшем мире, весь день.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions. CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.